Ted 2

Ted 2 es la segunda parte de la graciosa comedia Ted. En esta continuación tenemos al osito que se casa con el amor de su vida. Pero no tardarán en llegar los problemas: el gobierno lo reconoce como propiedad, no como persona. Entonces tendrá que emprender una lucha jurídica por sus derechos.

Créditos

  • Título original: Ted 2
  • Año: 2015
  • Duración: 115 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Género: Comedia, fantasía, secuela, amistad
  • Director: Seth MacFarlane
  • Reparto: Mark Wahlberg, Seth MacFarlane, Amanda Seyfried, Giovanni Ribisi, Liam Neeson, Morgan Freeman, Patrick Warburton, Dennis Haysbert, Michael Dorn, Martin Klebba, Jessica Barth, Sam J. Jones, Bill Smitrovich, Maggie Geha, Jay Leno, John Carroll Lynch, John Slattery, Cocoa Brown, Ron Canada, Jimmy Kimmel, Kate McKinnon (Voz: Patrick Stewart)

Argumento de Ted 2

Ted y Tami se han casado. Pero al año empiezan los problemas. Para solucionarlos deciden tener un bebé… pero todo se complica. El gobierno se da cuenta que un osito está teniendo privilegios de una persona, y decide pasarlo a propiedad. Por tanto todos sus derechos quedan eliminados, incluido el de estar casado. A partir de ese momento empiezan una guerra jurídica por sus derechos.

Comedia negra menos picante

Si en primera parte disfrutamos de chistes verdes, momentos de escándalo y de una comedia que nos sorprendió, en esta segunda parte la fórmula se agota. Aunque es justo reconocer que Ted 2 no está mal del todo, sigue teniendo algunos chistes picantes (muchos menos), pero ya no resulta sorprendente ver a un osito con vida propia. Además que al estar casado se elimina uno de sus rasgos más importantes: lo cachondo que está. En su lugar tenemos una interesante pero insuficiente comedia judicial, con algunas frases memorables, pero previsible y mucho más fácil de olvidar. Aun así en Ted 2 se puede ver para pasar un buen rato.

Ted 2

Momentos para pensar en Ted 2

Entre chorrada, horterada y argumento previsible hay momentos que dan que pensar. Como el niño robot que quería ser una persona de verdad en Inteligencia Artificial, Ted desea ser una persona. En lugar de buscar el secreto de la vida, del sentido de su capacidad de sentir, lo que hace es fumar porros y empezar una lucha judicial puesto. Lo que habrían hecho muchas personas en su lugar. Por tanto entre esos momentos ñoños, de pasteleo sin sentido, en Ted 2 encontramos momentos realmente interesantes. Incluso en ocasiones podemos pensar que, como muchas personas, bajo su fachada de macarra y fumeta hay un gran corazón. Pero todo eso queda empañado por el absurdo argumento y por el poco picante que se le ha metido a las escenas. Por eso su predecesora fue mejor.

Deja un comentario

Realiza la siguiente suma *