El éxodo de los Youtubers provoca el debate social

Hablamos sobre un tema de actualizad en medio de la pandemia del Covid: El éxodo de los Youtubers provoca el debate social. La bomba estalló cuando El Rubius decidió mudarse a Andorra. Muchos de sus compañeros en Youtube ya habían dando el paso para evitar los abusivos impuestos en España. Y esto ha desencadenado un ataque agresivo de la prensa y políticos, que acusaron a estos creadores de contenido independiente de anti-patriotas, ratas y evasores fiscales. Pero los influencers se han rebelado…

¿Por qué  El Rubius anunció su marcha?

Recordamos que ElRubiusOMG es un youtuber de casi 40 millones de seguidores sólo en Youtube. Lo cierto es que lo comentó en un directo, con miles y cientos de miles de sus seguidores, de forma esporádica. Simplemente lo comentó porque le gusta ser sincero y fiel con su audiencia. No había ningún tipo de malicia, sobre transmitir un mensaje que pudiera provocar una rebelión adolescente. De hecho lo dijo sin darle ninguna importancia. Sólo quiso que sus seguidores supieran dónde iba a vivir a partir de ese momento.

Hay ya muchos creadores de contenido en Youtube que viven en Andorra. Muchos de ellos El Rubius considera sus amigos. Allí están famosos como Vegetta777, Lolito, Invicthor (o Wall Street Wolverine), WillyRex o The Grefg. El Rubius sólo se suma a una lista, que escuece cada vez más a los “patriotas” en España.

El acoso y derribo de la prensa y políticos a youtubers

Primero hay que aclarar que irse a Andorra es completamente legal. A pesar de que este país ha sido tachado de paraíso fiscal, en realidad no es tal. Desde hace muchos años los andorranos están esforzándose por salir de esa fama, dando transparencia bancal y haciendo una serie de reformas políticas para que así sea. La diferencia es que mientras en España para los “ricos” los impuestos pueden ascender hasta más del 50% de las ganancias, mientras en Andorra los impuestos están en el 10%. Por este motivo los youtubers se están marchando.

Pero la respuesta social y política en España sobre la marcha del Rubius, ha sido la de criticar a todos los youtubers que se van del país para pagar impuestos mas bajos y así poder disponer de más dinero sobre las ganancias. Han dicho palabras muy feas como ratas, ladrones, traidores… alabando a los influencers que se quedan. Pero la respuesta de los “chavales que hacen el tonto frente a la cámara” ha sido unánime: han expresado su disconformidad con respecto a los abusivos impuestos que hay. Incluso los youtubers que se han quedado, han cerrado filas con sus compañeros, defendiéndolos a toda cosa.

El éxodo de los Youtubers provoca el debate social sobre los impuestos

No sólo se ha abierto un debate sobre los excesivos impuestos que hay en España, sino también en cómo se emplean esos recursos. ¿Por qué un youtuber tiene que pagar la subvención a otros medios de comunicación, que encima les hacen la competencia? No sólo eso, las desproporcionadas leyes de derechos de autor, permiten que en Youtube no se pueda poner nada de la televisión, pero si ocurre al revés no pasa nada. Y no sólo se malgasta en subvencionar la televisión o los periódicos, también hay mucho dinero invertido en políticas absurdas que no valen para nada, como duplicidad de funcionarios, ministerios sin sentido (como el de la verdad)… no sólo se paga la sanidad e infraestructuras.

El éxodo de los Youtubers provoca el debate social

Por tanto el debate se abre de nuevo, sobre si las políticas fiscales deberían abrir la mano sobre todos aquellos ricos, que aportan riqueza al país, y están siendo maltratados económicamente. Es una auténtica locura tratar de ser autónomo en España, ya que si no se gana por encima de 1.000 euros, los impuestos te comen y es inviable seguir con el negocio. Por ello hay tanta economía sumergida, que acaba por no pagar esos impuestos, sumándose a los que se van fuera.

Sin embargo, hay muchos profesionales que se van fuera y nadie les critica. En el caso de los youtubers han querido abrir una guerra política y social, que les ha estallado la cara. A pesar de todos esos expertos “patriotas” que aseguran que “la declaración de la renta es la declaración de patriotismo”, mucha gente no lo apoya. Se ha abierto una brecha ideológica con muchos adolescentes seguidores de estos influencers, que no se creen ese discurso, y que están a muerte con aquellos que han sido señalados. Los políticos se han dado cuenta de que han cometido un error histórico, perdiendo millones de votos, al hacer un ataque tan agresivo a una gente tan querida.

Iker Jiménez entre dos mundos

Uno de los periodistas que nunca ha tenido problemas a la hora de dar su opinión sobre lo acontecido con la pandemia y todos los temas sensibles que se le presenten, ha decidido hablar con esos youtubers para ver cómo piensan. Ha dado así audiencia a un sector de la población que critica y se queja amargamente de la mala política que se está haciendo en todos los sentidos. No importa que seas de izquierdas o derechas, se trata de la estructura política que tenemos.

Se ha empezado a hablar sobre de que en realidad estamos en una falsa democracia, porque el sistema político que tenemos se acerca más a una oligarquía. Esto es así porque el pueblo vota a unos representantes que hacen y deshacen a su antojo, sin seguir unas directrices ideológicas, sólo buscando votos. Esto se hace evidente cuando se envía a votar en Cataluña en plena tercera ola de coronavirus, incluso a infectados, porque las encuestas les favorecen. Así es cómo el éxodo de los Youtubers provoca el debate social, descolocando el punto de mira.

Todo esto ha salido a la luz con los youtubers que Iker Jiménez ha dado voz y, como no podía ser de otra forma, las críticas han sido aun mayores que antes. Ya se veía al periodista como “el de los fantasmas” y que sus teorías están muy alejadas de la realidad. Da igual que haya sido el único que ha sido coherente desde el primer momento. Ahora se le tacha alineándose con aquellos que no quieren pagar impuestos, cuando nadie ha hablado sobre eso.

Sólo se explica que habría que ajustar los impuestos, reduciendo el gasto político innecesario. Y ni siquiera lo ha dicho el propio Iker, sólo ha hablado con las personas que así lo creen. Pero estamos en un enclave socio-político donde ni si quiera está bien visto debatir sobre estos temas… Incluso se sacan frases de contexto y se demoniza por ello, abriendo una brecha social como ya hay en Estados Unidos.

 

Últimos artículos de opinión

 

1 comentario en «El éxodo de los Youtubers provoca el debate social»

Deja un comentario