Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda

Saw 4 – El policía puesto a prueba

Saw 4

Saw 4 es la cuarta entrega de la saga Saw. El director vuelve a ser Darren Lynn Bousman. En esta ocasión Jigsaw y su aprendiz están muertos, pero la macabra obra continúa adelante. La policía trata de descubrir quién está detrás e investiga a la mujer de John Kramer.

Créditos

  • Título original: Saw IV o Saw 4
  • Año: 2007
  • Duración: 108 minutos
  • Guión: Marcus Dunstan y Patrick Melton
  • Reparto: Tobin Bell, Lyriq Bent, Costas Mandylor, Scott Patterson, Angus Macfadyen, Justin Louis, Sarain Boylan, Betsy Russell, Athena Karkanis, Simon Reynolds, Mike Realba, Marty Adams, Bahar Soomekh y Shawnee Smith
  • Género: Terror – Suspense – Gore – Asesinos en serie – Secuestros
  • Puntuación: 5,5

Argumento

A pesar de que Jigsaw y su aprendiz murieron en la anterior película, la macabra obra continúa. Dos agentes del FBI descubren, al practicarle la autopsia al asesino, que su muerte estaba planeada y ellos son parte del nuevo juego. Al mismo tiempo interrogan a su mujer, la cual parece ser cómplice.

Mi opinión

Lo cierto es que Saw 4 es la película que menos me ha gustado de la saga. Y me ha gustado menos porque considero que las primeras, a pesar de tener un argumento retorcido, las casualidades podrían darse según los planes del maestro del horror. Pero en esta entrega un agente de policía es puesto a prueba y, aun teniendo libertad para ir de un lugar a otro, en lugar de dar toda la información que sabe a sus compañeros decide continuar el juego. Por lo cual es mucho más inverosímil.

Saw 4

La crítica

Saw 4 es una película irregular, donde mezcla pasado y presente de forma absurda. Tal vez lo más curioso es ver por qué Jigsaw se ha convertido en un monstruo. Sin embargo esto hace que sea una película rara, difícil de entender y con algunas escenas de gore brutal. Pierde un poco de calidad con respecto a sus predecesoras, ya que aunque mantiene la fotografía sucia, los escenarios asfixiantes y sigue creando ese terror que transmite al hacer al espectador cómplice de cada víctima, pierde inteligencia porque los datos que se lanzan no están del todo claros, el guión flojea aun más y el final es previsible. Seguramente dejará muy contentos a los fans, pero ni la entenderán aquellos que no estén al día. El final es abierto y previsiblemente en las siguientes partes tendremos las piezas que nos faltan, como un puzzle sin terminar. Promete.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email