Saltar al contenido

El sicario de Dios – Vampiros vs religión

El sicario de Dios

El sicario de Dios es una película de Scott Stewart basada en el cómic de Min-Woo Hyung, con Paul Bettany como protagonista. En un mundo desolado por la guerra contra los vampiros, la Iglesia asegura que los vampiros han sido vencidos y defiende a sus fieles detrás de los muros sagrados.

Créditos

  • Título original: Priest
  • Director: Scott Stewart
  • Año: 2011
  • Duración: 87 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Reparto: Paul Bettany, Karl Urban, Cam Gigandet, Maggie Q, Lily Collins, Christopher Plummer, Brad Dourif, Alan Dale, Stephen Moyer y Mädchen Amick.

Argumento

En un mundo futuro, en la última Guerra del Vampiro, la Iglesia adiestró guerreros de élite, llamados sacerdotes, capaces de destruir a los vampiros. Pero una vez la amenaza fue erradicada, los sacerdotes tuvieron que ser dispersados entre la población, sin posibilidad de integrarse. El líder del ejército sagrado descubre que su sobrina ha sido secuestrada por los vampiros y el sacerdote decide ir a rescatarla, a pesar de que la Iglesia se lo ha prohibido, por lo que debe renunciar a sus votos. Pues la trama principal trata sobre que esa hipotética futura Iglesia Católica, considera que los vampiros ya no suponen una amenaza, cuando en realidad se están agrupando para iniciar una nueva guerra.

Mi opinión

Lo cierto es que me ha gustado mucho El sicario de Dios. Tal vez haya alguna escena demasiado fantástica, que lo único que hace es distraer al espectador, por lo absurdo; pero en líneas generales he disfrutado viéndola. También debo decir que el final me decepcionó un poco, porque esperaba un poco más de historia, pero en definitiva impresiona sobretodo por los escenarios.

Sicario de Dios

La crítica

Al igual que en Legión, Scott Stewart y Paul Bettany se unen para hacer frente a la guerra de Dios. Supone un entretenimiento aceptable, aunque su argumento flojea. Lo mejor de todo, sin duda, es la espectacularidad de los escenarios, la acción tipo Matrix, buenos efectos especiales… Sin embargo los personajes escasean y el buen planteamiento inicial se diluye con el paso de los minutos, acaba siendo la típica película en la que un héroe y el novio van a rescatar a la princesa secuestrada. Un tatuaje cutre con forma de cruz en la frente de los sacerdotes sirve como símbolo característico del ejército divino.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+