El gran apagón

Todos los informativos y noticieros abren con un gran titular: El gran apagón. Pero… ¿realmente es posible? Analizamos toda la información que dan y trataremos de arrojar luz ante el periodo de oscuridad que se avecina. Descubre algo que sorprenderá. ¡Sigue leyendo!

¿A qué se debe esta noticia?

Lo cierto es que tras la crisis del coronavirus no paran de llegar malas noticias. Un rebrote tras otro, el máximo de deuda nacional, la inflación se ha disparado, los precios de la energía está 4 voces por encima del máximo histórico, el precio del gas, la crisis de los contenedores, de los chips… Por lo cual estamos ante un mundo inestable, interconectado en la red. Los rumores crecen más rápido que nunca, dando lugar a mitos, mentiras y temores que en otra época de la humanidad jamás se habría extendido. Se eso se valen gobiernos y medios informativos, en busca de votos y clics fáciles. Realmente en la actualidad la mayoría de los periodistas son meros voceros de corrientes ideológicas y noticias sensacionalistas, fundamentadas o no, porque ya no tienen la finalidad de informar.

Las bases del gran apagón

Se habla mucho de un gran apagón, tanto global como en toda Europa. Es muy difícil, sino imposible, que se produzca un apagón en todo el mundo, o toda Europa. Es cierto que el precio de la energía están disparados, sobretodo en España, debido a que la mayor parte de la energía es exportada y muchas centrales de energías han sido desmanteladas, como es el caso de las centrales nucleares. Y es posible que puedan ocurrir apagones puntuales, de poco tiempo y en lugares concretos. Muchas veces ocurre en la actualidad, que un barrio o una zona concreta de una ciudad pueda quedar a oscuras durante unas horas. Se arregla y se restaura el suministro energético.

Pero lo cierto es que no hay una base científica que pueda dar explicación a por qué puede haber un gran apagón en gran parte del mundo, o en toda Europa. Eso es casi imposible. Ya tendría que haber una gran explosión solar, la alteración de campos magnéticos o cualquier desastre natural que pusiera en riesgo la propia vivida. O que sea provocado… Volveríamos a la Edad Media, como anuncian algunos medios de desinformación.

Además, que en caso de que ocurriera el gobierno y toda empresa trabajaría para devolver la luz lo antes posible. No sólo a las centrales eléctricas les interesa vender kWh, ya que es un gran negocio. También multinacionales como Google, Movistar y cualquier empresa que ofrezca servicios electrónicos trabajarían a una para solventar este problema. Porque en este mundo lo único que importa es el dinero. Entonces si a nadie le interesa, no ocurriría. Pero, lo que si interesa es extender el miedo, como ocurrió con lo del efecto 2002, el fin del mundo de 2012 y tantos y tantos mitos apocalípticos con los que nos han bombardeado en los últimos años. Esa es la base del gran apagón.

Las fuentes de… ¿Austria?

Como podéis ver en el vídeo de arriba, realmente Austria no está avisando del gran apagón mundial. La noticia ha sido mal traducida para tratar de difundir el miedo. Tal vez lo hico un medio de comunicación por error, y el resto de medios copian la noticia sin revisar las fuentes. Lo que está claro es que las noticias son un copia y pega sin ideas propias. La fuente original lo que dice es que las infraestructuras militares austriacas deben estar preparadas y ser autosuficientes por su hubiera algún apagón. Pero esta información se ha deformado hasta convertirse en el tema actual. Esto sumado a la subida de precios de la luz en España se ha formado el cóctel perfecto.

El problema de la subida de precios de la luz

El precio de la luz bate récords día tras día. Esto se debe, en parte, a la normativa verde. Actualmente se paga por emitir CO2, lo que hace que el precio de generar energía se dispare. La solución pasa por crear nuestra propia energía, abriendo nuevas centrales energías, plantas de carbón, molinos de viento… etc. Aunque esto es un problema que deben resolver las grandes multinacionales encargadas de generar energía. Al final acabará regulándose. Pero pensamos que estas noticias sensacionalistas lo que realmente están haciendo es tapar otras todavía más desastrosas, que perjudican a los que mandan, y que no les interesa difundir.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario