Saltar al contenido

Cartas desde Iwo Jima

Cartas desde Iwo Jima

Cartas desde Iwo Jima es una película dirigida por Clint Eastwood. En ella se describe una cruda batalla de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de la versión japonesa de la batalla de Iwo Jima, en la que murieron más de 27.000 soldados de ambos bandos.

Créditos

  • Título original: Letters From Iwo Jima
  • Año: 2006
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 141 minutos
  • Género: Bélico, Segunda Guerra Mundial
  • Director: Clint Eastwood
  • Reparto: Ken Watanabe, Kazunari Ninomiya, Tsuyoshi Ihara, Ryo Kase, Shido Nakamura, Yuki Matsuzaki, Takumi Bando, Hiroshi Watanabe, Nae, Takashi Yamaguchi, Eijiro Ozaki, Toshi Toda, Sonny Saito, Toshiya Agata, Ken Kensei, Ikuma Ando

Argumento de Cartas desde Iwo Jima

Durante la Segunda Guerra Mundial Japón defendía la isla de Iwo Jima. Se trata de una pequeña isla sin importancia, pero que tenía un gran valor estratégico. Murieron más de 27.000 soldados de ambos bandos. Desde allí los japoneses defendían la integridad de su país, mientras que Estados Unidos pretendía utilizarlo como base militar para atacar con mayor contundencia. Se describe como el general Tadamichi Kuribayashi planteó la defensa japonesa, mediante una serie de túneles ubicado en el interior de las montañas de Iwo Jima. Ese mismo año Clint Eastwood también dirigió Banderas de nuestros padres, en la que se cuenta la misma batalla desde el punto de vista estadounidense.

Una batalla muy cruda y verídica

Tengo que reconocer que cada vez que veo una película del gran Clint Eastwood quedo impresionado. No importa que sea dramática, de comedia, bélica… este director siempre da en el clavo. No importa que tuviera 76 años. En esta ocasión nos muestra una batalla con gran rigor histórico e importancia en la historia, de la forma más brillante posible. Podemos incluso empatizar con los japoneses, que no querían morir, pero a veces hasta el honor jugaba en contra de sus deseos. Se entiende incluso como en los momentos más tensos, había dos bandos que proponían soluciones distintas. El honorable general parece que ofrecía la solución más lógica al conflicto, mientras que otros pesos pesados de la contiendan querían una estrategia bien distinta.

Cartas desde Iwo Jima

La grandeza de Eastwood

Desde un principio de ve como Cartas desde Iwo Jima es una de las mejores películas bélicas de la historia. Hay secuencias maravillosas. Varios factores hacen ver que esta obra de arte sea también redonda. La banda sonora, los actores, la tensión en todo momento, el manejo de la cámara, el desgarrador sentido que da a la historia… El final de estos soldados japoneses estaba escrito, pero aun así el espectador se acercaba al televisor deseando que puedan escapar y reunirse con su familia. Y es que los sentimientos y la época sobresalen como si no fueran leyenda. Esto es algo muy difícil de conseguir. Pero Eastwood lo consigue. Consigue estremecer, desolar al espectador. Incluso hace que la guerra se odie, como nunca antes. Tras ver Cartas desde Iwo Jima lo guardarás en un rincón de tu corazón, deseando que no haya más guerra, deseando que ese final tan poco deseado, sea diferente en la historia. Incluso a pesar de representar un éxito tan grande al mundo en el que vivimos.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+