Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda

¿Tenía que ser él? – Película estadounidense

¿Tenía que ser él?

¿Tenía que ser él? es una comedia familiar muy conseguida. Dos padres y su hijo viaja para conocer al novio de su hija. Lo que descubren es un fachas multimillonario, que no se corta un pelo al decir palabrotas y demostrar su actitud de libertinaje.

Créditos de ¿Tenía que ser él?

  • Título original: Why Him?
  • Año: 2016
  • Género: Comedia, familiar, Navidad
  • Duración: 2016
  • País: Estados Unidos
  • Director: John Hamburg
  • Reparto: Bryan Cranston, James Franco, Zoey Deutch, Megan Mullally, Griffin Gluck, Keegan-Michael Key, Andrew Rannells, Zack Pearlman, Adam DeVine, Cedric the Entertainer, Kaley Cuoco, Jacob Kemp, Steve Aoki, Gene Simmons, Paul Stanley, Elon Musk
  • Puntuación: 5 puntos

Argumento de ¿Tenía que ser él?

Los padres de una chica, junto con su hijo adolescente, viajan para pasar la Navidad con ella y su novio. Allí descubren fachas millonario que no para de soltar tacos por la boca y habla abiertamente de su actitud de libertinaje. Por ello la primera impresión no puede ser peor, y no entienden como su hija pueda estar con él.

Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas

Mi opinión sobre ¿Tenía que ser él?

Se trata de una comedia muy divertida. Hay bromas y momentos de humor brillantes, tanto que consiguen hacer soltar más de una carcajada. Además el argumento, a pesar de ser absurdo, resulta interesante. Toda la obra en sí es un absurdo, comedia absurda, pero bien conseguida porque entretiene y divierte. El personaje del padre, en especial, sostiene la película de forma excepcional. Además, se le ve como evoluciona a lo largo de los minutos. Se da cuenta de una verdad innegable. Tanto que invita a la reflexión. No la digo paro revelar datos de interés para el que quiera ver la película.

¿Tenía que ser él?

La crítica de ¿Tenía que ser él?

Se refleja a la perfección la relación entre dos personas que chocan, al pertenecer a mundos diferentes. La primera escena, donde se ve el culo del millonario, es una declaración de intenciones. Y ese es el hilo conductor de toda la obra, siempre de forma honesta con el espectador. Hay situaciones bien planteadas, así como grandes momentos de humor y peculiaridades dignas de admirar. Sin embargo a lo largo de los minutos va de más a menos, tanto que se ven situaciones repetitivas y clichés del género. Aun así se puede disfrutar, y mucho. Pero esto último evita que sea una gran película y se quede en una buena película, sin más.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *