Saltar al contenido

Requiem por un sueño – Delirante viaje por las drogas

Requiem por un sueño

Requiem por un sueño es una película dirigida por Darren Aronofsky, quien se basa en la novela de Hubert Selby, y protagonizada por Jared Leto y Jennifer Connelly. Una mujer mayor y su hijo acaban cada vez más enganchados en la droga…

Créditos de Requiem por un sueño

  • Título original: Requiem for a Dream
  • Año: 2000
  • Duración: 102 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Director: Darren Aronofsky
  • Guión: Darren Aronofsky y Hubert Selby Jr. sobre la novela de Hubert
  • Reparto: Jared Leto, Jennifer Connelly, Ellen Burstyn, Marlon Wayans, Christopher McDonald, Louise Lasser, Marcia Jean Kurtz, Janet Sarno, Suzanne Shepherd, Dylan Baker, Keith David, Peter Maloney
  • Género: Drama, drogas, prostitución
  • Puntuación: 7,8 puntos

Argumento de Requiem por un sueño

Harry (Jared Leto) y su madre (Ellen Burstyn) son personas diferentes. El hijo quiere hacerse rico vendiendo droga con su novia Marion (Jennifer Connelly) para montar su propio negocio, mientras su madre quiere adelgazar para salir guapa por televisión. Ni uno ni otro se resignarán y harán lo imposible por conseguir sus sueños.

Mi opinión sobre Requiem por un sueño

Requiem por un sueño es una película de esas que después de verlas se te quitan las ganas de pensar en drogas. De hecho acabarías aborreciéndolas. No es una obra técnicamente exquisita, ni mucho menos, pero la historia y la forma de contarla te impresionará. Tiene una visión muy dura sobre las drogas, pero nadie que aprecie el cine debería perdérsela. Requiem por un sueño es una película diferente a todo cuanto había visto.

Requiem por un sueño

La crítica de Requiem por un sueño

Requiem por un sueño es una película que nos regala un experimento visual para sumergir al espectador en la vida de unas personas que, deseando convertir su sueño, llegan al más profundo de los infiernos. El guión es demencial, las actuaciones perfectas y la banda sonora perturbadora. Una obra loca pero con un claro mensaje: Las drogas se alimentan de tus sueños para darte falsas esperanzas, pero al final sólo hay vacío, desesperación y muerte. Tan crudo como la cruel realidad de las drogas. Requiem por un sueño, todo por un sueño… el camino por un sueño… pero valiéndose de drogas. ¡Impresionante!

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+