¿Puede funcionar un amarre de amor?

Presentes a lo largo de la historia, los rituales de magia han acompañado al ser humano en todas sus etapas. Entre los más demandados, los amarres de amor siguen siendo un campo que se divide entre el rechazo y la eficiencia. ¿Es posible recuperar un amor perdido? Y, más allá de ello, ¿es ese procedimiento efectivo?

Un legado aún hoy vivo

La importancia del rito y de la magia es, será y ha sido una constante en la amplia y cambiante historia del ser humano. Desde las liturgias más primitivas del politeísmo pagano y hasta el dogma religioso, nuestro raciocinio combate a diario para enfrentarnos a aquello que consideramos inexplicable, pero que existe. En el caso del esoterismo, hoy en día ha crecido la demanda por los rituales de magia cuyos objetivos son ya muy diversos.

Concretamente, los hechizos de amor no han dejado de ganar adeptos, centrándose tanto en atraer a quienes amamos como en recuperar a quienes perdimos. Entre los profesionales, videntes como Alicia Collado, con un gran conocimiento y experiencia en amarres de amor exóticos, y sus solicitantes atestiguan la eficiencia de dichos ritos. Pero, ¿a qué se debe el éxito y por qué debe respetarse?

¿Es el esoterismo realmente efectivo?

Lo cierto es que existen muchas teorías por las que la magia o el esoterismo, de hecho, sí tienen cierto poder. Como es sabido, la mente no sólo se constituye por un concepto ambiguo de intangibilidades, asociadas a aquello que el cristianismo acuñó como alma. Más allá de eso, se forma de impulsos que tienen lugar en nuestro cerebro y que, como partes de una totalidad cósmica que hace miles de millones de años dio lugar a la existencia del universo, se encuentran también fuera de él. Guardando relación con la complicada teoría de cuerdas, acusada de pecar de mero romanticismo por la mayoría de adeptos de la física cuántica, una interrelación de elementos incalculable.

En ese sentido, todo en el universo obedece a una serie de acciones y reacciones que tienen lugar en todo momento, en todas partes, desde su génesis y hasta el punto en que, previsiblemente, el mundo deje de existir. Así, partículas tan ínfimas como los átomos son capaces de relacionarse entre sí. Una relación, química o física, que, si bien puede dar lugar a una bomba atómica mediante la fisión de sus núcleos, también puede resultar en otras interacciones. Y, si los elementos de la naturaleza presentan tendencias a otros elementos no siempre entendibles, ¿por qué no podrían los átomos de un ser humano y otro relacionarse a distancia entre sí?

Amarres de amor profesionales

Entre la magia y la razón, la posibilidad y la experiencia

Por supuesto, todo cuanto no pueda encajar en una explicación científica o racional queda relegado a la marginación de la conjetura. Sin embargo, emociones antaño entendidas como especiales y fruto de lo mágico han sido destripadas por la ciencia con el tiempo otorgándoles un resquicio de verdad. Así, mientras que el éxtasis paralizador del orgasmo no es más que un modo de dar tiempo para que la reproducción sea efectiva —que los espermatozoides lleguen a puerto—, el amor sexoafectivo y su consecuente monogamia —aunque la existencia del poliamor es innegable — es sólo una estrategia para evitar el desastre de una natalidad descontrolada.

No obstante, el campo de lo esotérico es normalmente rechazado y puesto en duda sin pensar si quiera en su presunción de posibilidad. En ellas, los hechizos se orquestan para recuperar el amor de la pareja o expareja, siendo uno de los rituales de amor más demandados por la mayoría de creyentes del esoterismo. Un deseo en muchas ocasiones irrealizable, pero que parece ser posible mediante la ayuda de videntes de gran poder según atestiguan sus centenares de usuarios. Sea a causa del amarre en sí mismo, o bien a causa de la sugestión que induce al interesado a depurar y priorizar sus objetivos, el caso es que su eficacia queda en la experiencia de los implicados.

¿Qué tipos de amarres de amor existen?

Entre los amarres de amor más solicitados al equipo de la vidente Alicia Collado, sobre todo a través de foros, encontramos en primer lugar los endulzamientos. Un ritual de magia blanca que tiene como objeto limar asperezas entre ambas partes y, con ello, dar con una gestión emocional y comunicativa óptima para encauzar el reencuentro. Así como se ha mencionado, y según el caso, existen otro tipo de rituales para conseguir la unión. Como, por ejemplo, el amarre de la santería Yoruba o, en una versión de mayor potencia para hacer eterno el ansiado enlace, el conjuro vudú Candomblé de magia roja. Aunque, sea cual sea la elección, la precaución siempre debe gobernar el paso.

En ese sentido, es preciso recalcar la necesidad de evitar las estafas, presentes sobre todo en la red. Ya que, como matiza Alicia Collado, existe una gran diferencia entre dar con un equipo profesional en hechizos de amor y acabar en un fraude que, además de no abarcar nuestros objetivos, nos hará muchísimo daño en el bolsillo. Con ello, es también necesario mantener una actitud positiva, ya que este tipo de hechizos exigen de toda nuestra concentración, energía y voluntad para realizarse. Razón por la que un buen equipo podrá también asesorarnos y guiarnos durante el procedimiento del ritual que nos permitirá recuperar el perdido y ansiado amor de nuestra pareja.

  Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters  

Últimos artículos de opinión

Deja un comentario