¿Para qué usar taloneras?

Las taloneras son unas almohadillas de material plástico acolchado que se utilizan en la parte del talón del pie. Se colocan dentro del zapato o calzado para aliviar los impactos que se perciben o se reciben cuando se camina o se corre. Debido a sus beneficios, vamos a describir en las siguientes líneas el ¿Para qué usar taloneras?

Tipos de taloneras según su función y forma

Existen variedad de taloneras y también según la casa fabricante se podrán encontrar en el mercado diferentes tipos. Según su función, entre las más comunes podemos contar con las mejores taloneras ortopédicas, con confort del látex y de gel, para peso elevado, para espolón del talón, para amortiguación, entre otras. Y según su forma pueden ser con cazoleta o sin ella.

Diferentes objetivos de las taloneras

Al igual que las plantillas, el uso de estas almohadillas resulta ideal para mejorar y a su vez preservar la condición de salud de los pies, que son gran soporte del cuerpo. De la postura, posición y bienestar de los pies también dependen otros miembros, por eso se debe prestar atención a su cuidado. También existen otros fines si te preguntas para qué usar taloneras. En ese sentido tenemos:

  • Almohadillas de silicona para espolón calcáneo: ¿por qué usar taloneras para este problema? Porque ellas tienen como característica principal que su parte central es mucho más blanda y alivia la zona de dolencia. Esta resulta de la inflamación de la fascia por tracciones y sobreesfuerzos repetitivos. Otros beneficios de esta talonera es la absorción de impactos, la memoria y la comodidad.
  • Almohadillas de silicona para amortiguación: Estas garantizan comodidad en nuestro día a día, sobre todo si permanecemos mucho tiempo parados o si caminamos en exceso. Ellas son blandas en toda su extensión lo que ayuda a acolchar la planta del pie y así soportar mejor el peso de nuestro cuerpo y de los pasos. Además, nos proporcionan ayuda en el control de los dolores articulares como rodillas y tobillos, los cuales se ven muy afectados con la carga corporal.
  • Taloneras de compensación: son unisex, permiten confort y estabilidad. Pueden ser de caucho – aserrín conglomerado, poliuretano o látex.
  • Almohadillas de látex: cumplen función de amortiguación y a su vez son elevadoras. Su uso es ideal en caso de talalgias (dolor en los talones) y eliminar impactos en los mismos. Su base de látex permite absorber los golpes.
  • Almohadillas para peso elevado: poseen alta resistencia a la comprensión y su material a base de caucho de larga duración logra que la persona de elevado peso se sienta estable y cómodo por la gran absorción de los impactos al caminar.

¿Para qué usar taloneras?

¿Cómo dar uso a las taloneras?

Como bien sabemos las taloneras o almohadillas son recomendadas principalmente para distintas patologías. Entre ellas están como ejemplo nivelar la cadera, evitar daños en rodillas y tobillos, en la fascitis plantar, mejor circulación en las piernas. También se recomiendan en caso de problemas de descamación, sabañones y grietas en los talones, para terapia y prevención del espolón del calcáneo, para reducir la sobrecarga en los tobillos, alivio de la bursitis del talón y tendinitis del llamado talón de aquiles.

Por todo lo anteriormente expuesto es que obtenemos la respuesta a la pregunta: ¿para qué usar taloneras? Allí la importancia de conocer cómo darles un buen uso.

Este artículo debe adaptarse adecuadamente a nuestros pies, y aunque existen universales, también se encuentran variedad de modelos que vienen por tallas. Aunado a esto, pueden tener dos densidades y por lo general se elaboran con material hipoalergénico, no tóxico, antibacterial, lavable y reutilizable.

Hemos de tener en cuenta que si vamos a elegir las taloneras por tallas, estas no deben ser ni superiores ni inferiores a la que solemos usar en nuestros zapatos. Por lo general las taloneras talla S equivale a medidas desde 35 hasta 39 y así sucesivamente.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario