Nombres de gatos

Tomar la decisión de criar a un gato es asumir diversas responsabilidades que ello conlleva. Es necesario invertir tiempo en visitas al veterinario, la alimentación, las salidas nocturnas y cuidar de su desarrollo físico. El ambiente en el cual crecerá debe ser adecuado, pues los gatos son animales muy territoriales. Además de esto, darle nombres de gatos a tu mascota es de vital importancia.

Consejos de nombres

Es recomendable tener pensado como llamarlo antes de que el gato crezca lo suficiente para que se acostumbre a el. El gato al ir creciendo aprenderá que ese es su nombre y responderá a ese sonido. Durante los primeros meses es muy importante no llamarlo por apodos o por diminutivos, pues puede confundirlo.

De igual forma es posible elegir un buen nombre según su comportamiento. El nombre que elijas puede ser corto para que tu gato o gata pueda reconocerlo con facilidad. Incluso que no tenga sonidos tan complejos permitirá que pueda familiarizarse a el con rapidez. Es necesario hacer varias sesiones de entrenamiento llamándolo por el nombre, sin insistir demasiado pues puede agotarlo y no obedecer. Puedes premiarlo con comida durante cada llamado para que sea efectivo el aprendizaje.

Una vez que haya aprendido su nombre será más fácil enseñarle a ir al baño o incluso llamarle la atención. Esto mejorará tanto tu comunicación hacia él como la relación entre ambos.

Tipos de nombres de gatos

El nombre que elijas será el que lleve tu gato el resto de su vida, así que necesario ser cuidadoso. Son muy recomendables nombres de personajes de mitologías, de películas o de la literatura. El nombre debe ser de agrado tuyo y de tu gato al momento de llamarlo.

Puedes usas nombres graciosos como Kim-Jon-Gato, Don Juan, Vladimir o Mustafá. También hay nombres dependiendo del color del manto, por ejemplo:

  • Con gatos naranja: Naranjito, Sashimi, Garfield, Melocotón, Zanahorio o Cheeto.
  • Con gatos grises: Niebla, Gusano Gris, Gary, Gandalf el Gris, Silver, Mercurio o Sylvester.
  • Con gatos negros: Baghera, Oreo, Chocolate, Frijolito, Coke, Carbón, Cuervo o Aceituno.
  • Con gatos blancos: Hielo, Algodón, Aspirina, Quesito, Arrocito, Iglú, Copito o Abuelo.
  • Con gatos atigrados: Arañazos, Zebro, Pardo, Chewbacco, Rallitas, Leo, Liante o Tigre.

Algunos eligen nombres de gatos según algún mitología, griega, egipcia o nórdica, guiándose por el significado de los nombres. Otros deciden llamarlos por nombres de comidas o platillos como Cotufa o Cremita. Lo ideal a la hora de nombrar a tu mascota es ser creativo y elegir el que sea correcto.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario