Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda

Los mejores películas de spaguetti western

Entre los mejores películas de spaguetti western hay personajes históricos que han tenido un impacto poderoso en la masculinidad. En la misma forma en que los mitos de los griegos y las leyendas de los vikingos defendieron ciertos ideales e inspiraron a los hombres del pasado, las películas de vaqueros contienen lecciones de heroísmo, aventuras épicas y meditaciones sobre el bien y el mal.

Ya existen listas de los mejores western en internet. Por lo cuál nos enfocaremos en la lista de de los mejores spaguetti western o western europeo. Los westerns se habían hecho en Italia antes, pero fue «Por un puñado de dólares» (1964) lo que definió el estilo de este nuevo estilo. Desde las imágenes del desierto (filmadas en España) hasta los tiroteos al estilo «Baile de la Muerte».

La trilogía de Sergio Leone (1964-66)

Robando el complot de Yojimbo (1961) de Akira Kurosawa, Leone eligió a un joven Clint Eastwood (conocido entonces como Rowdy Yates en el programa de televisión Rawhide) como «El hombre sin nombre», un pistolero vestido con poncho atrapado entre pandillas rivales en una ciudad fronteriza mexicana.

Ya con mucho del estilo visual propio de Leone y música de Morricone, Por un puñado de dólares, establece la plantilla para los spaghetti westerns que vendrán después de él. Su secuela, Por unos pocos dólares más (1965), es más grande, más ruidosa y aún más elegante, con Eastwood retomando su papel como un cazarrecompensas cínico, formando equipo con Lee Van Cleef como un general retirado en busca de venganza.

El bueno, el malo y el feo (1966) completa la trilogía de Leone y Eastwood de manera épica, con un elenco que incluye a Eli Wallach, inolvidable como el bandido «feo», y Van Cleef como el pistolero «malo». El último tiroteo de la película en un cementerio desierto es uno de los más grandes en cualquier película.

El regreso de Ringo (1966)

En este seguimiento superior a Una pistola para Ringo (1965) de Duccio Tessari, Giuliano Gemma interpreta a un veterano de la guerra civil que, al volver a casa, descubre a su esposa e hija en las garras de bandidos mexicanos.

Gemma se disfraza para infiltrarse en la pandilla y averiguar si su esposa, Helena (Lorella De Luca), todavía está enamorada de él o si se ha enamorado del líder bandido con quien está comprometida. Es considerada uno de los mejores películas de spaguetti western.

La música de Morricone contribuye mucho al ambiente sombrío de este antiguo western, y la cinematografía de Francisco Marín rivaliza con la del director de fotografía de Leone, Tonino Delli Colli, en términos de su gran nitidez y sus primeros planos. Apodado «Cara de Ángel», Gemma se convertiría en una incondicional en el spaguetti western después de aparecer inicialmente bajo el seudónimo de Montgomery Wood, mientras que el co-escritor Fernando Di Leo dirigió una serie de poliziotteschi (películas del crimen italianas). Las dos películas de Tessari fueron éxitos en Italia, dejando un montón de falsas películas de ‘Ringo’ a su paso.

Django (1966)

Tomando mucho de la trama de Por un puñado de dólares, el clásico de Corbucci ofrece un giro aún más nihilista en la historia. Un pistolero solitario (Franco Nero) se adentra en una ciudad de dos facciones rivales: los revolucionarios mexicanos por un lado, los racistas del KKK por el otro, y los usa cínicamente para obtener dinero y venganza.

Django se convirtió en una estrella de la noche a la mañana y siguieron muchas películas de ‘Django’, aunque la única secuela oficial, Django 2: Il grande ritorno, vio a Nero regresar como un veterano de la guerra civil en busca de venganza por el asesinato de su esposa por parte de los Confederados. fue prohibido en el Reino Unido por hasta 1993, Django es una versión brutalmente violenta y amoral del género.

Desde el momento en que Nero aparece por primera vez en la pantalla, arrastrando un ataúd detrás de él con una ametralladora oculta en el interior, sabemos que va a haber un gran número de cadáveres.

Una bala para el general (1967)

Por Damiano Damiani, y el primero de los westerns de Zapata, es también uno de los primeros westerns de espagueti más políticos, y el más altamente elogiado. Preocupada por cómo la injusticia social puede hacer que los bandidos mexicanos se conviertan en revolucionarios, la historia ve al jefe de bandidos El Chuncho (Gian Maria Volonté) solicitar la ayuda de un gringo americano (Lou Castel) en una redada en un tren de artillería para abastecer a un general rebelde en la revolución mexicana. Los dos se hacen amigos, pero el gringo no es todo lo que parece, y así comienza una historia de lealtad, traición y asesinato político.

Damiani, Volonté y el co-escritor Franco Solinas (La batalla de Argel, 1966) fueron figuras clave del cine político italiano de los años sesenta, y algunos críticos han leído Una bala para el general como una alegoría de la intervención de la CIA en América Latina. Son Los mejores películas de spaguetti western.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email