Experimentos aterradores sobre seres humanos

Los siguientes experimentos aterradores sobre seres humanos puedes conocerlo en la actualidad como algo desapercibido. Sin embargo, para su tiempo, resultaban de gran impacto por su forma de nacer y hacerse. Los experimentos aterradores parecen salidos de películas de terror, pero existieron.

Estudio de sífilis de Tuskegee

Empezamos los experimentos aterradores sobre seres humanos con uno médico. Este se llevó a cabo en Tuskegee, Alabama, en 1932. En ese momento, el tratamiento para la sífilis, una enfermedad de transmisión sexual que causa dolor, locura, sufrimiento. Y en última instancia, la muerte, el tratamiento era tóxico e inútil.

Experimentos aterradores sobre seres humanos

El mercurio se usó como tratamiento, pero el mercurio en sí mismo es un compuesto tóxico que causa insuficiencia renal. También efectos como pérdida de dientes, úlceras bucales y la muerte. Un equipo de médicos financiados por el gobierno decidió no tratar la enfermedad para ver si ningún tratamiento era mejor.

El estudio lo financiaron durante 6 meses. Sin embargo, siguió sin financiación durante más de 40 años. Este horrible experimento negó el tratamiento a sifilíticos pacientes. La mayoría de ellos eran hombres afroamericanos pobres y analfabetos. Incluso después de la aparición de la penicilina como un tratamiento eficaz. A estos pacientes se les negó el tratamiento o se les administró placebos. Debido a este horrible experimento, la mayoría de los sujetos finalmente murieron de sífilis.

Cámara

Los prisioneros fueron las víctimas de este experimento mortal. La intención era producir un veneno insípido e inodoro que no pudiera detectarse post mortem. Los prisioneros los llevaban en contra de su voluntad  al laboratorio secreto de la Unión Soviética. El mismo era conocido como Kamera, o “la celda”. Estos presos recibieron sustancias que contenían ricina y gas mostaza. También recibieron digitoxina, curare y cianuro con comidas y bebidas como medicación.

La policía secreta finalmente pudo producir el veneno de sus sueños al que llamaron C-2 (cloruro de colina de carbilaminas). Este veneno provoca cambios físicos, es decir, las víctimas se debilitan y finalmente mueren en 15 minutos. Muchos de los prisioneros murieron en este horrible experimento médico.

El estudio del monstruo

Experimentos aterradores sobre seres humanos

Un experimento de tartamudeo llevado a cabo en 22 niños huérfanos en 1939 en Iowa más tarde se hizo famoso en todo el mundo. Se conoció como el Estudio de Monstruos. Este los realizó Wendell Johnson, un médico patólogo del habla de la Universidad de Iowa. El horrible experimento lo terminó realizando su estudiante graduada Mary Tudor.

Los 22 huérfanos se dividieron en dos grupos. Un grupo recibió terapia positiva por su habla fluida. Otro grupo recibiría la terapia negativa. Estos fueron criticados por su imperfección en el habla. El resultado de este experimento cruel y horrible fue que el grupo negativo sufrió efectos fisiológicos negativos. Y algunos de ellos sufrieron problemas del habla por el resto de sus vidas.

El experimento del esclavo

Experimentos aterradores sobre seres humanos

Otro de los experimentos aterradores sobre seres humanos de tipo médico. Marion Sims fue considerado el padre de la ginecología moderna durante años. Desafortunadamente, todo su conocimiento del sistema reproductivo femenino proviene de un horrible experimento. Este lo realizó con esclavas entre 1845 y 1849.

La fístula vesicovaginal, una afección médica que describe un desgarro entre la vejiga y la vagina. Se consideró una complicación del parto que no tiene cura. Sims llevó a cabo este experimento con sus esclavos africanos negros que otros dueños de esclavos le trajeron para este propósito. Uno de los esclavos fue operado más de 30 veces sin anestesia. Este cruel experimento fue criticado ya que operó a esclavos africanos sin anestesia que ni siquiera podían dar su consentimiento.

Proyecto 4.1

Experimentos aterradores sobre seres humanos

Esta fue la designación de un cruel y horrible estudio médico realizado en los habitantes de las Islas Marshall. Estos nativos estuvieron expuestos a la radiación nuclear de Castle Bravo la prueba nuclear Bikini atolón. Esta prueba nuclear tuvo un rendimiento inesperadamente grande. En lugar de advertir a los residentes sobre la radiación, el gobierno de los EE. UU. decidió permanecer en silencio y observar los efectos de la radiación con fines de investigación.

Esta exposición aumentó los abortos espontáneos y los nacimientos muertos. Muchos de los niños llevados a término tenían problemas de desarrollo. Un tercio de los isleños desarrollaron tumores y murieron debido a los efectos negativos de la radiación nuclear.

Experimentos con el agente naranja

Experimentos con el agente naranja

El Dr. Albert Kligman, en colaboración con Dow Chemicals y el ejército de los EE realizó un experimento médico horrible. Esta investigación se realizó bajo la apariencia de investigación dermatológica. Pero en realidad fue un estudio de los efectos del Agente Naranja en los humanos.

Muchos prisioneros fueron inyectados con un subproducto del Agente Naranja conocido como dioxina. Las secuelas de esto fueron prisioneros con erupciones volcánicas de cloracné. (Acné intenso combinado con pústulas, quistes, puntos negros, etc.) en axilas, ingles y en la cara. Al final del estudio, los prisioneros continuaron sufriendo los efectos del Agente Naranja.

Estudio de sífilis en Guatemala

Las víctimas del Estudio Tuskegee no fueron las únicas víctimas de estudios moralmente abominables relacionados con la sífilis. Los guatemaltecos también se vieron afectados por la experimentación relacionada con esta enfermedad. Prioridad como uno de los experimentos aterradores sobre seres humanos.

La penicilina surgió como una eficaz cura para la sífilis en 1947. Para probar su eficacia, el gobierno recurrió a prostitutas sifilíticas, reclusos, enfermos mentales y soldados. Fueron sujetos de este horrible experimento sin ningún consentimiento o conocimiento. A algunos les dieron penicilina para ver si funcionaba y a otros no. Casi 1500 de las personas cayeron en esta última categoría. Más de 80 personas murieron debido al experimento.

Experimentos de radiación de Cincinnati

Experimentos de radiación de Cincinnati

Durante la época de la guerra fría, tanto los EE. UU. como la Unión Soviética estaban ansiosos por descubrir si el cuerpo humano podía o no sobrevivir a un ataque nuclear. Este cruel experimento también se realizó con afroamericanos.

De 1960 a 1971, el Dr. Eugene Saenger, un radiólogo, expuso a más de 88 pacientes con cáncer a una gran cantidad de radiación. Las personas desconocían que el experimento lo financió el Pentágono. Se les dijo que el experimento era un tratamiento que potencialmente podría ayudar a curarlos. Los pacientes fueron expuestos a la radiación durante una hora. Náuseas, vómitos y confusión mental fueron efectos secundarios de la exposición a la radiación. Con esto todos los pacientes los experimentaron murieron por envenenamiento por radiación.

Proyecto Aversión

Proyecto Aversión

Los hombres homosexuales eran bienvenidos en el ejército sudafricano. Fue otro cruel experimento realizado para deshacerse de la población gay. Todos los homosexuales fueron enviados al hospital militar cerca de Pretoria. Estas víctimas fueron sometidas a terapia de descargas eléctricas y castraciones químicas para curarlas de su llamada “condición sexual”.

Los hombres fueron sometidos a operaciones de cambio de sexo en contra de su voluntad. Resginarse del género que pertenecían a menudo era incompleta. Y las víctimas eran expulsadas al mundo exterior.

Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial la consideramos como el apogeo de los experimentos aterradores sobre seres humanos. Muchos presos sufrieron estreptococos, tétanos y. gangrena gaseosa Partículas de vidrio y maderas fueron insertadas profundamente en las heridas de los prisioneros. A una mujer le ataron los senos con una cuerda. Para ver cuánto tiempo podía aguantar sin mamar su hijo que estaba amamantando.

Los japoneses mataron a más de 200.000 personas en numerosos experimentos. Sus heridas abiertas fueron atendidas son anestesia. Los médicos nazis realizaron experimentos de alteración genética en niños judíos. Miles de personas soportaron un dolor más allá de toda descripción.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario