¿Existen las almas gemelas? Como encontrar a la tuya

La media naranja, almas gemelas, el gran amor de la vida… Existen muchas formas de llamar a esa persona tan especial, a ese hombre o mujer que encaja a la perfección contigo para ser el compañero, la mano que te ayude a seguir el camino de la vida. Tu alma gemela. Un concepto que quizá suene romanticón y anticuado, pero que define a la perfección a esa persona con la que podrías pasar toda una vida sin problemas.

Si, eso es justo lo que define al buen amor, al sano, al que une cuerpo y mente entre dos personas. Para muchos, parece algo imposible, hasta utópico. El mundo está repleto de personas, hay más de 7.837 millones de seres humanos conviviendo en el planeta. ¿Cómo es posible entonces encontrar a tu alma gemela? ¿Cómo conseguir cumplir esa probabilidad de 1 entre 7.837 millones?

Tú también puedes encontrar almas gemelas

Los seres humanos tenemos la imperiosa necesidad de sentirnos completos, y eso nos lleva a buscar a nuestra alma gemela a lo largo de toda nuestra vida. Cabe mencionar que no es fácil. No es imposible, pero tampoco es sencillo. El universo es caos, y deben darse todas y cada una de las variables necesarias para que, al final, de todo ese desorden que conforma el mundo que nos rodea, finalmente podamos dar con esa persona tan importante, tan necesaria y tan especial.

Hay quienes recurren a ayuda externa para ello. Por extraño que pueda parecer, hay especialistas del tarot y la videncia que pueden ofrecer una mano amiga con la que conseguir dicho propósito. Porque, además de prevenir sobre el futuro y ayudar como guías espirituales, tanto estos como estas profesionales pueden llevar a cabo rituales como el más que conocido pacto de almas gemelas. Un “amarre” que usan muchas parejas para afianzar su relación y lograr que resista contra viento y marea, contra todas esas complicaciones que la vida pone por medio.

Es una de tantas opciones, porque a veces hay relaciones que tienen todo lo que hace falta para cumplir ese genial concepto de almas gemelas, pero se acaban torciendo por cuestiones ajenas a la pareja. Como hemos dicho antes, complicaciones como las que se han vivido en los últimos años, problemas económicos, problemas en el trabajo, con la familia o incluso con amistades pueden hacer que una relación se resquebraje y se venga abajo.

Pero cuando esta se mantiene es no solo por el amor, la confianza, el cariño y el respeto, es también porque, en efecto, esas dos personas estaban predestinadas. Eso es lo que realmente significa encontrar un alma gemela, es toparse con una persona que te entienda y a la que entiendas, que te ayude y a la que ayudes, pero sobre todo que te quiera y a la que quieras. Va mucho más allá, y lo mejor es que cualquiera puede encontrarlo casi sin darse cuenta. A veces hace falta ayuda, sí, pero en la mayoría de ocasiones es el universo el que lo facilita.

La probabilidad es solo un número

Antes se ha mencionado que la probabilidad de encontrar a tu alma gemela es muy reducida. Sin embargo, la realidad al final difiere mucho. De ser así, muy pocas personas estarían realmente con su alma gemela, muy pocas relaciones podrían aguantar el paso de los años de forma imperturbable. Y solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para descubrir que no es así, que hay muchas parejas que han logrado salir adelante a pesar de todo y que se quieren tanto o más que el primer día.

Entonces, ¿realmente es tan difícil encontrar a tu alma gemela? En absoluto. Hay quienes pueden preferir recurrir a especialistas como las antes citadas videntes para saber si, en efecto, acabarán encontrando a esa persona tan especial. Puede ser de ayuda, por supuesto, y hay quienes incluso lo necesitan para animarse a dar el paso. Sin embargo, el amor es algo que está por todas partes, que no entiende de probabilidades, ni siquiera de personas o culturas.

Es algo universal que lo impregna todo y hace que dos mitades puedan encajar perfectamente aunque a primera vista parecieran totalmente incompatibles. A veces, nuestra alma gemela está ahí, a la vuelta de la esquina, pero estamos tan ciegos que no lo vemos o, simplemente, no queremos verlo. El azar suele poner mucho de su parte y, al final, demuestra que cualquiera puede encontrar a su otra mitad cuando menos se lo espera, incluso aunque crea que no hay forma de dar con ella.

Y tú, ¿crees que podrás encontrar a tu alma gemela? Ya has visto que es algo que se puede cruzar con cualquiera en cualquier momento. ¿Puedes obtener ayuda? Sí, por supuesto que sí. No obstante, a veces ni siquiera es necesaria, simplemente hace falta dejarse llevar y apostar por salir de la rutina.

  Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters  

Últimos artículos de opinión

Deja un comentario