Saltar al contenido

El intercambio – Excelente thriller psicológico de Clint Eastwood

El intercambio

El intercambio es un thriller psicológico dirigido por Clint Eastwood y protagonizado por Angelina Jolie. En Los Angeles de 1928 una madre denuncia la desaparición de su hijo. Unos meses después la policía le trae a su hijo de vuelta, pero ella sabe que no es él…

Créditos de El intercambio

  • Título original: Changeling
  • Año: 2008
  • Duración: 141 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Director: Clint Eastwood
  • Guión: J. Michael Straczynski
  • Reparto: Angelina Jolie, John Malkovich, Jeffrey Donovan, Colm Feore, Amy Ryan, Gattlin Griffith, Michael Kelly, Jason Butler Harner, Devon Conti, Pamela Dunlap, Riki Lindhome, Denis O’Hare, Geoff Pierson, Eddie Alderson
  • Género: Intriga, drama, basado en hechos reales, años 20
  • Puntuación: 7,3 puntos

Argumento de El intercambio

En Los Angeles de 1928 una madre denuncia la desaparición de su hijo. Unos meses después la policía le trae de vuelta a su hijo, pero ella sabe que no es él. Presiona para que sigan la investigación, pero sólo consigue que la tachen de loca.

Mi opinión sobre El intercambio

Me ha parecido una película más que interesante. Poco a poco se van revelando las incógnitas y resolviendo todo de una forma coherente. Aunque bajo mi punto de vista se alarga demasiado, durante casi todo el tiempo estás pegado a la pantalla deseando saber que pasa realmente. Lo mejor de todo es que para nada es sensacionalista, ni tiene cliches. De hecho el final no es el típico que cabría esperar.

El intercambio

La crítica de El intercambio

Película muy buena, pero no roza la excelencia porque tal vez le falte emotividad. Y esto es así porque a pesar de tener un guión muy interesante, historia bien contada, buenas actuaciones… no se le permite al espectador decidir sobre los personajes. Cada actor interpreta a una persona totalmente trasparente, de principio a fin. Por un lado es bueno, porque esquematiza la historia y mantiene el ritmo, pero por otro un desastre porque no llega a calar hondo en el corazón. Por ello no roza la excelencia, pero se mantiene en todo momento a buen nivel.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+