Dogging en Barcelona

Por alguna razón las experiencias de riesgo, controladas algunas, tienden a excitar tanto como un encuentro sexual muy íntimo, por ello aquí te mostramos algunos sitios para hacer Dogging en Barcelona. Considera una de las prácticas alternativas sexuales más comunes, el dogging (o el cruising) es una de las experiencias más placenteras si buscas algo diferente. Pero mucha atención: no siempre que lo hagas tendrás éxito ¡mucho cuidado!

¿Qué es el Dogging?

El Dogging (conocido también como Cruising o cancaneo para los hispanohablantes) es una práctica sexual alternativa que colinda con el exhibicionismo y el voyeur. En Madrid se ha proliferado esta práctica gracias a las nuevas tecnologías, donde ahora la comunicación y la seguridad están garantizadas (en parte). El Cancaneo consiste en tener sexo en lugares públicos y contar con un público que puede ser un/a simple mirón/a, inclusive logrando participar en el acto sexual.

Origen

Los primeros registros contemporáneos de este sexo “al aire libre” tienen data en reino unido en los años 70. Al ser una combinación de exhibicionismo, voyeurismo y algunas veces intercambio de parejas, nos muestra que es importante siempre la presencia (real o no) de un tercero que participe. No importa si es de forma directa o indirecta. Los lugares comunes para el dogging son parques, playas, baños públicos, áreas de servicio o zonas urbanas.

Diferencia entre términos

Comúnmente, tanto el Dogging en Barcelona como en todo el mundo hacen una distinción: el dogging hace referencia a la práctica heterosexual, y el Cruising a la práctica entre homosexuales. Importante definirlo para no pasar un mal rato.

Dogging en Barcelona

Barcelona

El sexo es una maravilla y cuando tiene rasgos experimentales la cosa se convierte en toda una orgásmica situación. Tu fantasía sexual más recóndita donde deseas ser observado u observar tener sexo a desconocidos se podrá lograr si sigues nuestros lugares recomendados. Así como Madrid tiene el paseo del Prado, el Parque del Retiro y el Aparcamiento del Templo de Debod, Barcelona tiene sus zonas dogging.

Elegí bien tu zona

En las provincias de Barcelona, Tarragona, Girona y Lérida puedes conseguir suerte. Aunque puedes también intentar hacer dogging buscando una zona boscosa y empezar a dar un paseo. Pero no se puede ir cualquiera: elegí bien tu zona y usa un poco la discreción. Podrás reconocerlas si conseguís condones tirados o pornografía: esa es la señal. Evita zonas patrulladas y procura ser sutil a la hora de preguntar: no queremos que te conviertas en el pervertido del bosque que las autoridades buscan.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario