Cómo organizar un funeral en tiempos de pandemia

A principios del 2020 el mundo enteró presenció una ola de contagios provenientes de una influenza que se manifestaba como gripe. Para este 2022 una cifra de 5.71 millones de muertos azota al mundo debido a la pandemia por Covid-19. Si algún familiar suyo ha fallecido puedes saber cómo organizar un funeral en tiempos de pandemia tomando todas las medidas necesarias.

Sobre el Covid-19

La Covid-19 es el resultado de la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus. Este último es un grupo de virus causante de enfermedades diversas como: neumonía, MERS y síndrome respiratorio agudo grave. A principios del 2020 se reconoce la nueva variante de este coronavirus de la cual no se sabía nada. Esta nueva cepa de coronavirus se esparció por todo el mundo dejando una serie innumerable de fallecidos.

Cuando un familiar fallece: ¿Cómo organizar un funeral en tiempos de pandemia?

Un sinfín de funerarias se han sumado a las iniciativas sobre el protocolo por Covid-19. Algunas, como el tanatorio rianxo, incluyen una lista de pasos en su quehacer. Entre ello, el empezar por la ceremonia con un estipulado de tiempo y la cantidad máxima de visitantes que asisten al velorio.

Fecha

Las fechas deben establecerse de forma rápida porque el tránsito de fallecidos en esta época suele ser alta. También, respondiendo a la manera de afrontar la muerte desde su cultura, puede que los llamados “Rezos” después del fallecimiento, deban celebrarse meticulosamente. Las iglesias deberían estar a la disposición con las medidas necesarias para que sus invitados acudan.

Ceremonia

El proceso global del funeral (Velorio, ceremonia, entierro) deben durar 90 minutos. Esto permitirá una reducción del tiempo de los invitados en las áreas. También evitar la aglomeración cuando otras familias entierren a sus fallecidos.

En lo posible se debe evitar la celebración de velorios en domicilios. Estos pueden ser una fuente de contagio siempre que el fallecido mantuviese sus últimos momentos en casa. Los familiares o cuidadores también deben realizarse pruebas de despistaje para evitar futuros contagios.

Número de invitados

Algunos protocolos indican que, la cantidad máxima de invitados, deben ser 20. Entre ellos las personas más allegadas y familiares directos. Tocar las cercanías del fallecido debería ejecutarse con la mayor precaución posible. Actualmente, no existe algún riesgo conocido por tocar el cuerpo del fallecido. Sin embargo, todo será decisión de las y los organizadores del velorio como de los familiares.

Algunas funerarias ofrecen servicios vía zoom para que, desde la distancia, otras personas cercanas al fallecido puedan presenciar el velorio. Aquellos que asistan de forma física deberán guardar la distancia de 1.5 m para evitar contagios.

Precauciones por el Covid-19 desde antes de la ceremonia.

El compromiso tanto de los servicios fúnebres como de las familias de los fallecidos es importante. La necesidad de establecer un protocolo de higiene y seguridad deben ajustarse a las directrices locales en donde se lleva a cabo el encuentro. Las decisiones de dar abrazos, estrechas las manos y el uso de mascarilla deben pautarse de una manera estable. La muestra de cariño y afecto es necesario, sin embargo, deben tomarse sus precauciones.

El empleo de alcohol y gel antibacterial al entrar y salir del lugar de encuentro será indispensable. Muchas personas deciden tocar la urna del fallecido, esta acción debe ser regulada por los anfitriones.

Los espacios abiertos deben predominar.

También es importante que pocas personas estén dentro de los autos luego del velorio. Si existió alguna persona contagiada esto evitará una cadena de contagios. Al final, al llegar a casa, es indispensable la higiene propia y de las prendas usadas durante el velorio.

Utilizar las medidas de protección cuidará a sus seres queridos y evitará trágicos acontecimientos.

  Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters  

Últimos artículos de opinión

Deja un comentario