Saltar al contenido

Bajo amenaza – Nicolas Cage y Nicole Kidman

Bajo amenaza

Bajo amenaza es un thriller psicológico de 2011 con Joel Schumacher de director, y con Nicolas Cage y Nicole Kidman de protagonistas. La pareja, Kyle y Sarah, son secuestrados por unos distorsionadores y empieza una auténtica pesadilla.

Créditos

  • Título original: Trespass
  • Año: 2011
  • Duración: 91 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Director: Joel Schumacher
  • Reparto: Nicolas Cage, Nicole Kidman, Cam Gigandet, Liana Liberato, Nico Tortorella, Jordana Spiro, Dash Mihok, Ben Mendelsohn, Zurab Matcharashvili, Tina Parker, Terry Milam, Gracie Whitton, Brandon Belknap
  • Género: Thriller – Crimen – Robos y atracos
  • Puntuación: 3,9 puntos

Argumento

Kyle (Nicolas Cage) y su mujer Sarah (Nicole Kidman) son un matrimonio que se encuentran en una posición social envidiable y tienen una hija adolescente (Liana Liberato). Un día aparecen dos agentes con uniforme en su casa y empieza una pesadilla, porque en realidad son distorsionadores que quieren el dinero que tienen guardado.

Mi opinión

Lo cierto es que me ha gustado ver juntos a Nicolas Cage y Nicole Kidman en una película donde ambos lo pasan mal, pero como pareja al fin y al cabo. El argumento de la película me ha sorprendido. Dos distorsionadores se filtran en su casa para robarles todo el dinero. Todo lo que en un principio parecía de una forma, acaba siendo de otra y yo personalmente me he divertido viendo Bajo amenaza, así que la puedo recomendar.

Bajo amenaza

La crítica

A pasar de que Bajo amenaza tiene tres grandes nombres: Joel SchumacherNicolas Cage y Nicole Kidman, carece por completo de todos los condicionantes para tratarse de una obra maestra. Para empezar las situaciones que se dan son de lo más inusual. Para continuar tenemos actuaciones malas, donde las dos viejas glorias dan algo de nivel al reparto. Y por último tenemos un guión demasiado liado. Sin embargo con un poco de imaginación puede resultar hasta una película entretenida. Tenemos un thriller comercial que no ha conseguido su propósito, ya que los tres grandes nombren que la firman llevan unos años haciendo malos trabajos. Si a esto le sumamos que a la actriz australiana le pasa factura el exceso de botox, ya que su actuación carece de gestos, podemos intuir que no estamos ante una de las grandes películas de la historia, por ser suaves.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+