Saltar al contenido

Tomate relleno

Tomates rellenos

Hoy os vamos a explicar la receta del tomate relleno de atún y huevo. Se elabora con tomate, huevos, atún, cebolla, perejil, sal y cangrejo. Si queréis saber como se hace este delicioso plato, os recomiendo que sigáis leyendo y lo descubráis.

Ingredientes

  • 5 tomates grandes
  • 3 huevos de gallina
  • 2 latas de atún en aceite de girasol
  • Media cebolla picada
  • 4 palitos de cangrejo
  • Perejil
  • Mayonesa
  • Sal

Preparación

Se hace unos cortes de cruz poco profundos encima de los culos de los tomates y se pone una olla con agua a hervir. Cuando el agua está hirviendo se meten los tomates durante 15 o 20 segundos. Entonces retiras los tomates con una pinza de cocina. Cuando los tomates estén fríos los pelas con un cuchillo pequeño. Una vez que los tienes pelados los abres por arriba y con una cuchara grande se va quitando lo de dentro dejando los bordes gordos. Dejamos lo extraído del tomate en un plato todo junto, escurrimos el jugo y machacamos los trozos duros. Al mismo tiempo cocemos 3 huevos. Una vez están cocidos los huevos los partimos a pedazos pequeños. Lo mismo hacemos con la cebolla y el cangrejo, con una pizca de sal. Ahora donde está el tomate se junta el atún, el cangrejo, los huevos, la cebolla y se mueve todo. Entonces se le añade dos cucharadas de mayonesa y se vuelve a mover. Una vez hecho el moje lo introducimos en los tomates huecos. Le vuelves a echar 2 cucharadas de mayonesa y el perejil en la parte visible del relleno. Lo guardas en la nevera para que se quede frío.

Presentación

Cuando llegue la hora de la comida lo sacas bien presentado en una fuente y que cada persona coja los tomates rellenos que necesite. Es ideal para los días calurosos de verano. Se puede tomar acompañado con otro tipo de alimentos, como por ejemplo con una fuente de macedonia. Ambas comidas se complementarías muy bien y harían un menú muy rico, tanto de sabor como de nutrientes.

Tomate relleno

Mi opinión

Los tomates rellenos me encantan porque es una forma cómoda y sana de comer en verano. Además es muy rápido de hacer y suele gustar a todos los miembros de la familia. Por último comentar que también se puede hacer sin pelar la piel del tomate, ya que al quitarla pierdes muchas vitaminas. Yo personalmente prefiero con piel, pero entiendo que haya personas que no les guste.

Si te ha gustado... ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve la siguiente suma * Se ha agotado el límite de tiempo. Recarga el CAPTCHA por favor.