Polvo de ángel

Entre la gran diversidad de alucinógenos que existen en el mercado negro, algunos comenzaron siendo anestésicos de uso médico como el polvo de ángel. Hay sustancias que son usadas como fármacos y narcóticos, como el caso de la tiletamina y la ketamina. Entre la familia de los anestésicos se encuentra la fenciclidina con efectos neurotóxicos.

¿Qué es el polvo de ángel?

El polvo de ángel, píldora de la paz o fenciclidina, es una droga disociativa usada como anestésico con efectos alucinógenos. Fue desarrollada en 1926 y puesta al mercado en los años 50. Dejó de usarse en humanos en 1965 por sus negativos efectos secundarios y haciéndola una droga ilegal.

Uso ilícito

Al ser polvo cristalino en su forma pura, puede disolverse en líquidos aunque posee un sabor amargo. Cuando viene en líquido blanco o coloreado, puede inyectarse o fumarse con plantas de hoja como orégano, menta o marihuana. También puede esnifarse el polvo o consumirse vía oral cuando vienen en cápsulas.

Toxicología

Es más toxica que otras drogas por el hecho de ser, en efecto, una neurotoxina. Afecta pues, a diferentes partes del cerebro y diversos sistemas receptores.

Efectos del polvo de ángel

El polvo de ángel afecta a la memoria, la capacidad de procesar emociones y al aprendizaje. Algunos efectos a largo a plazo son:

  • Alucinaciones visuales y a auditivas.
  • Distorsión en la percepción del tiempo.
  • Confusión.
  • Euforia.
  • Reducción de la sensibilidad al dolor.
  • Rápidos e involuntarios movimientos oculares.
  • Ansiedad.
  • Sensación de invulnerabilidad.
  • Aumento ligero de la respiración.
  • Incremento de pulsaciones.
  • Sudoración.
  • Amnesia.

Uso médico

Durante la primera guerra mundial fue usada como anestésico quirúrgico y luego comercializada por el laboratorio Parke-Davis. Mas tarde, por sus efectos adversos, esta se descontinúa, aún siendo usada por veterinarios. De igual manera, su demanda se destino solo al consumo ilegal.

Consecuencias de consumo

El constante consumo de esta sustancia produce flashbacks frecuentes y trastornos mentales durante largos períodos. Altas dosis pueden provocar:

  • Síntomas de enfermedades mentales: esquizofrenia.
  • Delirios.
  • Paranoia.
  • Problemas para construir pensamientos coherentes.
  • Ideas suicidas.
  • Conducta violenta.
  • Náuseas y vómito.
  • Entumecimiento corporal.

Las altas dosis de PCP pueden ocasionar convulsiones, coma e incluso la muerte. Lo más frecuente es que quien muere a causa de su consumo sea por accidentes o suicidio. En conclusión, es una de las drogas que continúan en circulación ilegal en Estados Unidos y además de las más letales.

 

Últimos artículos de opinión

 

Deja un comentario