Semana negra en Barcelona

0
380

Todo se torció para el Barça cuando el Bayern de Munich anunció que Guardiola será su entrenador al finalizar la presente temporada. Ese mismo día desaprovechó una ventaja en la Copa por 2-0. Después fue Valdés quien anunció que no renovará cuando acabase su contrato. A esto se encadenó la primera derrota en Liga, y el eterno rival resucitó arrollando al Valencia. El F.C. Barcelona, tras firmar una primera vuelta de campeonato casi perfecta y con su mayor estrella superando todos los récords, ha tenido una semana negra. Perece que las desgracias nunca vienen solas y el fútbol es tan imprevisible que cualquier variación del estado de ánimo puede ser clave para ganar o perder. Y este equipo, aunque parezcan invencibles, son humanos y las desgracias les afectan como a todos. Todo empezó a torcerse para el Barça cuando Pep Guardiola, ex-entrenador y artífice del éxito culé, fue anunciado como nuevo entrenador del Bayern de Munich. Muchos temían este momento porque puede significar la salida de Messi del equipo. También suenan otros nombres que podrían abandonar el club como Thiago Alcántara, Víctor Valdés, Deulofeu… y los rumores aumentan cada día. Pues el Bayern tiene potencial económico suficiente como para satisfacer los deseos del entrenador catalán.

Guardiola

Parece que esta noticia afectó al equipo, porque desaprovechó su ventaja de 2-0 contra el Málaga en su partido de cuartos de final de la Copa del Rey, para acabar empatando en el Camp Nou. Si bien es verdad que eran los suplentes quienes jugaban en ambas alineaciones, los catalanes tiraron por tierra una primera mitad de ensueño para acabar empatando en su estadio. Ahora deben viajar a La Rosaleda sabiendo que sólo les vale la victoria. Y eso que parecía que los iban a golear después del partido de Liga que ganó el Barcelona por 3-1.

Pero las desgracias provocaron un efecto dominó. Lo siguiente fue Víctor Valdés, que anunció que no renovará su contrato que finaliza en 2014. Muchos han criticado al portero por hacerlo público cuando tenía que haberlo comunicado al club en privado. Así se le habría buscado la mejor salidada para ambas partes. Aunque lo que más ha dolido es que ha sido un muy mal momento.

Por si no hubiera suficente, el Barça perdió su primer partido de Liga contra la Real Socidad, desaprovechando otra ventaja de 0-2 y perdiendo a Piqué por dos amarillas.

El broche de oro a la semana negra lo puso el Real Madrid, que resurgió de sus cenizas, tras arrollar al Valencia con 5 tantos en el primer tiempo de su encuentro.

Se las veían muy felices con su eterno rival descolgado en Liga y ofreciendo una imagen muy pobre, pero seguro que tras este partido los nervios volverán, ya que posiblemente sean los rivales a batir en Champions y Copa.

Este artículo pertenece a la categoría Fútbol. Accede al índice para ver los demás artículos de fútbol.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *