R. Madrid, Barcelona y Málaga a cuartos de final de la Champions

0
309
champions league

Tras la ida, todo apuntaba a una Europa desastrosa por parte de los equipos españoles, pero tras una vuelta espectacular 3 de los 4 equipos que disputaban la Liga de Campeones han pasado a cuartos.

Los 4 equipos jugaron una ida pésima, pero han sabido resolver sus eliminatorias, a excepción del Valencia, de forma que R. Madrid, Barcelona y Málaga jugarán los cuartos junto con Bayer de Múnich, Galatasaray, PSG, Juventus y Dormund.

El R. Madrid se enfrentó contra el Manchester United en el Bernabéu. El resultado fue de empate a uno gracias a las actuaciones estelares de los porteros, David de Gea y Diego López. Sólo Welweck y Cristiano después consiguieron anotar en una de sus oportunidades. De nuevo la estrategia a balón parado sacó las carencias del Madrid y un eterno Ronaldo rescató a su club.

Después el Valencia se enfrentó al Paris Sanit-Germain en Mestalla, perdiendo 1-2, y dando grancias. El encuentro fue una constante oleada del equipo Francés que llegaba a la contra con mucho peligro y no dudaba en chutar con potencia a la portería de Guaita. El portero cuajó una magnífica actuación pero cantó en los dos goles que recibió. Por contra el Valencia tenía la posesión pero no la materializó, contando con muy pocas oportunidades y regalando algún que otro balón en defensa. En el minuto 89 consiguió recortar la ventaja a balón parado. Además Ibrahimovic fue expulsando, con lo cual no jugaría la vuelta, otorgando una mínima esperanza para la vuelta.

El Málaga por su parte jugó en Portugal contra el Oporto, donde recibió una lección de humildad perdiendo 0-1, de Moutinho, y recibiendo un duro correctivo en forma de innumerables ocasiones de gol. Jamás tuvieron posesión, ni ocasiones, sólo pudieron defender. La crítica fue muy dura con el equipo, acusando la actuación de novatada y sólo salvándoles en el aspecto defensivo.

Aun fue peor la actuación del Barcelona. Los de Jordi Roura, ya que Tito Villanova continúa ingresado en el hospital por culpa del cáncer, cuajaron una pésima actuación en todos los sentidos. Parece que el equipo ha perdido forma física y en los últimos encuentros deambula por el terreno de juego como sombras de lo que hace pocas semanas eran. Ni siquiera dispararon una vez a portería y San Siro parecía la tumba de los catalanes. El Milan, habiendo perdido a sus veteranos, parecía que no volvería a ser lo que era, pero de la mano de un gran El Shaarawy, creó peligro en todo momento y humilló a un equipo estelar durante los últimos años. Boateng y Muntari anotaron los 2 goles del partido en lo que podría haber sido una goleada de escándalo.

Ya en la vuelta, en Old Trafford, el Madrid consiguió la victoria, 1-2, y la clasificación en un encuentro muy disputado. El Manchester United se adelantó con un gol de Sergio Ramos en propia puerta. No fue un accidente porque los de Ferguson estaban jugando mucho mejor y controlaban el partido. Incluso quedándose con 10 jugadores, por expulsión polémica de Nani, parecía imposible que el Madrid pudiera marcar, cuando Modric pegó un zapatazo desde fuera del área consiguiendo el empate. Entonces el equipo español empujó y empujó hasta que Higuain se quedó escorado hacia la derecha dentro del área pequeña y realizó un pase cruzado al que ningún jugador podría haber llegado, a excepción de Cristiano Ronaldo que lanzándose en plancha consiguió la épica.

El Valencia, en su final de París, jugó como nunca en toda la temporada y consiguió adelantarse por 0-1 gracias a un magnífico disparo de Jonas. El PSG daba muchos sustos pero sólo  logró el empate, con lo que un gol español empataría la eliminatoría, prolongando así la incertidumbre hasta el final del partido. No pudo ser, pero nadie criticará la actuación che. Dominó la posesión, creó oportunidades, pocos fallos atrás, incluso marcó… El pitido final los despertó del sueño. ¡A la próxima!

El Barcelona regresaba al Camp Nou encomendándose a sus aficionados, el fútbol y la épica, debiendo anotar 2 goles para empatar, 3 para pasar de ronda y 4 si el Milán conseguía marcar un sólo gol, por el valor doble de anotar fuera de casa. De principio a fin dominaron, crearon oportunidades y golearon. 4-0 y a cuartos. No hubo respuesta italiana, sólo salieron a defender y cuando vieron el marcador global en contra, siguieron en defensa. No tuvieron plan B. Y de esta forma el Barcelona protagonizó una remontada histórica, convirtiéndose en el único equipo en la champions que ha remontado un 0-2 de la ida.

Y aun quedaba del Málaga. Llegaba a la Rosalera con una derrota y las sensaciones de un Oporto gigante, que podía con los gadianos. Pero entre músculos y presión apareció Isco derramando su arte y marcando otro golazo desde fuera del área. Desde entonces el Málaga se dedicó a tocar, a jugar al fútbol y un gran Oporto sólo inquietaba a la contra. Santa Cruz anotó el 2-0 dándole al Málaga la clasificación para cuartos por primera vez en su historia.

Este artículo pertenece a la categoría Fútbol. Accede al índice para ver los demás artículos de fútbol.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *