La regla del fuera de juego

0
952

Según el reglamento de fútbol hay diferentes reglas que corresponden a diferentes acciones del juego. En concreto la regla 11 dice así: “Un jugador se encuentra en posición de fuera de juego cuando se encuentra más cerca de la línea opuesta que el balón y el penúltimo adversario.” A pesar de ser la norma mas corta, es una de la mas complejas.

Para que un árbitro pite fuera de juego deben darse tres circunstancias:

  1. Que un jugador esté en posición de fuera de juego.
  2. Que haya infracción de fuera de  juego.
  3. Sanción si el jugador sigue la jugada.

Veamos cada una estas partes:

Para que un jugador esté en fuera de juego posicional debe encontrase más cerca de la línea de fondo del equipo contrario que el balón y el penúltimo adversario, a excepción de que se encuentre en su propio campo. En cambio, si el jugador que ataca se encuentra en línea con el penúltimo oponente no es fuera de juego. En caso de duda se debe dejar jugar. Pero el momento exacto en el que se debe señalar o no posición antirreglamentaria es cuando el compañero del atacante que recibe la pelota, hace el pase. Pero si el pase viene de un rechace del equipo que defiende, tampoco habría que sancionar la jugada. También hay que tener en cuenta que el último defensor suele ser el portero, pero si éste no es el jugador que se encuentra más próximo a su línea de fondo, el linier debería fijarse en la posición del segundo defensor y no la del primero, ya que el último oponente pasa a ser el primer defensor. Esto último lo veremos muy claro en el siguiente vídeo:

La infracción del fuera de juego establece que un jugador puede estar en posición de fuera de juego, pero si no recibe un pase de un compañero, jamás deberá pitarse y la jugada debe seguir su curso. Establecer si hay fuera de juego en determinadas jugadas puede ser muy complejo porque hay varias excepciones, como que el pase se reciba desde un saque de banda o saque de puerta. Tampoco sería fuera de juego si el jugador que está en fuera de juego posicional recibe un balón tras ser rebotado en el poster. De esta forma se estable diferentes mini reglas que dificultan mucho la labor de los árbitros.

Por último tenemos la sanción del fuera de juego. Si un jugador atacante está en fuera de juego, recibe un pase de un compañero y participa en la jugada, es fuera de juego. Participar en la jugada quiere decir que juegue la pelota, interfiera en el juego o en un contrario. Por ejemplo, dándose las anteriores circunstancias amaga con jugar y deja pasar la pelota entre sus piernas, engañando al defensa para que un compañero reciba el balón, sí es fuera de juego porque ha interferido en la jugada. En cambio si lo que hace es apartarse y no molesta al portero ni los defensas rivales, no debería señalarse.

También habría que señalar que más cerca de la línea de fondo significa que un jugador que ataca tine una parte de su cuerpo más cerca del fondo que el penúltimo oponente. Aquí es donde más dificultad encuentran los árbitros. Un delantero puede tener el cuerpo en línea, pero si en el momento del pase estira la pierna y adelanta un poco la línea que establece el fuera de juego. De esta sí habría que sancionar, pero como en caso de duda se debe dejar continuar la jugada todo depende de la interpretación del árbitro y por eso hay tanto conflicto con esta regla. Aquí un claro ejemplo de por qué los árbitros interpretan cada jugada de forma subjetiva:

Esto es todo. Espero que les haya quedado claro qué es el fuera de juego. Seguiré escribiendo artículos diariamente. Para recibirlos en vuestro correo electrónico suscribiros. ¡Un saludo!

Este artículo pertenece a la categoría Fútbol. Accede al índice para ver los demás artículos de fútbol.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *