La Primera Guerra Mundial

0
10040
Primera Guerra Mundial

Europa era muy diferente antes de producirse la Gran Guerra, cuando el mundo vio su conflicto mas letal hasta entonces. Los grandes imperios que lucharon, movilizaron a 70 millones de soldados, desde sus colonias hasta sus capitales, devastando el campo de batalla y acabando con 10 millones de vidas. Por primera vez, gracias a la tecnología, se abrieron frentes en tierra, aire y agua. Fue un conflicto global.

El Imperio Británico era la potencia dominante, pero Alemania era un país emergente que, al mando del Kaiser, amenazaba su supremacía. Ambos países compitieron para tener el mejor ejército. El Imperio austro-húngaro nació en 1867 cuando Austria absorbió a Hungría siendo una de las grades potencias del siglo XVIII. Rusia, bajo las órdenes del Zar, contaba con un ejército muy numeroso y con implacables hombres capaces de superar condiciones adversas. El Imperio otomano empezó siendo un pequeño estado de Turquía y creció hasta convertirse, en el siglo XVII, en el imperio más poderoso controlando grandes extensiones de terreno en Europa, Oriente Medio y África, pero que entonces se encontraba en declive. Estados Unidos ya era una gran nación bajo la democracia. Estas potencias se dividieron en dos grandes alianzas: Los Aliados de la Triple Entente, con Francia, Gran Bretaña, Rusia, Serbia, Bélgica y posteriormente el Reino de Italia, y las Potencias Centrales de la Triple Alianza el imperio austrio-húngaro, Alemania, Italia y Turquía.

Primera Guerra Mundial

El 28 Julio de 1914 en Sarajevo, capital de Bosnia, se lanzó una bomba que erró el blanco: El archiduque Francisco Fernando de Austria y su mujer. Poco después fueron tiroteados. El asesino pertenecía a una organización terrorista respalda por Serbia. Austria decide declarar la guerra a su país vecino. Entonces se desencadenó un juego mortal de alianza. Serbia era aliada de Francia y Francia de Rusia. El Imperio austro-húngaro fue apoyado por Alemania, el Reino de Italia y posteriormente Turquía. Pero, en lugar de frenar los ánimos, hicieron estallar el conflicto. Austria atacó Serbia y Alemania amenazó con intervenir si Rusia participaba. Austria no pudo con Serbia y pidió ayuda a Rusia, que intervino. Alemania, cumpliendo su amenaza, se alió con Serbia. Francia movilizó sus tropas para apoyar a su aliado Rusia. Alemania, tras ver el avance enemigo, decidió atacar París mediante Bélgica. Pero Bélgica no quería ser conquistada y pidió ayuda a Inglaterra. El Imperio de Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania, pero no sirvió de nada porque Bruselas, la capital de Bélgica, fue conquistada. Gran Bretaña, que contaba con una armada potente pero un pequeño ejército, reclutó 1 millón de voluntarios que se movilizaron para rechazar el avance alemán. Aun así Alemania entró en territorio francés. Mientras tanto Francia atacó por el sureste a Alemania, en la Batalla de las Fronteras. Una sangrienta lucha que acabó con derrota de los franceses. A punto de tomar París, con Francia casi conquistada, el general al mando convocó a todos los taxis para que condujeran a los veteranos franco-británicos al frente para atacar por sorpresa al ejército alemán mientras cruzaban el río Marne. De esta forma el ejército alemán fue rechazado y la Gran Guerra se alargó en el tiempo.

Las batallas continuaron en el frente del este de Alemania, que junto con Austria y Turquía luchaban contra Rusia. El ejército ruso era el más numeroso de Europa, con 3 millones de soldados, pero el menos ágil ya que podía ser reducido en guerrillas por un enemigo inferior. Aun así conquistó Austria y el este de Alemania, donde se libró la batalla de Tannenberg, de una magnitud nunca vista, en la que triunfó Alemania. Pero los alemanes no se conformaron y volvieron al ataque por el oeste. De nuevo se volvió a Bélgica, a Ypres concretamente, donde estaban las fuerzas franco-británicas que habían librado a su país aliado. Francia y Gran Bretaña defendieron el territorio con una línea de 770 kilómetros de trincheras, pero los invasores habían equilibrado las fuerzas y decidieron conservar lo que tenían conquistado. En las trincheras soportaron las ratas, los piojos y el frío invierno. Curiosamente, en Navidad, entre enemigos se desearon feliz navidad y cantaron villancicos juntos. Todos pensaban que la guerra acabaría al final de año, pero no fue así. Esta batalla duró 4 años de agonía.

Los Británicos cortaron el acceso naval de las mercancias, de forma que Alemania no podía avituallarse. Además, la guerra se trasladó al aire y se crearon portaaviones para las flotas. Los aviones se convirtieron en improvisados espías que el enemigo no podía dejar escapar, y así se forjaron las principales batallas en el aire. Los Aliados comenzaron la guerra con menor capacidad técnica, pero con el tiempo fueron equilibrando, aunque nunca superando a las Potencias Centrales. Durante cada batalla ofrecieron apoyo aéreo que, además de valiosa información, también disparaban a los enemigos en tierra. Atacaron con zepelines (naves aéreas alargadas con bombarderos) pilotados por cabezas cuadradas de la Triple Alianza. Impusieron gran terror, por la novedad, pero no supusieron el efecto esperado gracias a los antiaéreos. La armada alemana, en la primera campaña de guerra submarina sin restricciones, atacó los barcos mercantes que abastecían a los Aliados. Uno de estos barcos era de Estados Unidos, el Lusitania, con una tripulación de 1.200 personas. En febrero 1915 Francia e Inglaterra atacaron por el estrecho de los Dardanelos a Turquía, así el Imperio otomano se retiraría, debilitando el frente alemán y permitiría reforzar Rusia, pero una fila de minas hundieron parte de la flota inglesa y tuvieron que retirarse. Lo intentaron con algunas estrategias más, sin éxito alguno. Mientras tanto Turquía atacó Rusia invadiendo gran parte de su territorio.

En primavera de 1915 Francia e Inglaterra atacaron a la vez por dos zonas diferentes. Sólo sirvió para que los Aliados perdieran miles de efectivos. Así Inglaterra se quedó con un ejército reducido y tuvo que reclutar a civiles para continuar en la contienda. En Septiembre volvieron a la ofensiva, en la batalla del Loos, con el mismo resultado. Esta vez fueron 43.000 muertes. Las mujeres fueron enviadas a fábricas, donde enfermaban preparando armas para la guerra. Se obligó a los soldados Aliados a saltar las trincheras y atacar, tras un bombardero de la artillería. Alemania utilizó un gas letal para envenenar a los soldados que estaban en las trincheras. Así se llegó a 1.916 donde Alemania atacó la fortaleza de Verdún, símbolo francés. Duró 10 meses y fue la segunda más sangrienta tras la batalla del Somme. Los ejércitos de Alemania y Francia, al grito de “no pasarán”, se enfrentaron al rededor del fuerte con el resultado de 250.ooo muertes y 500.000 heridos. Los refuerzos Aliados llegaron por el famoso “camino sagrado”. Además Francia pidió ayuda a su aliado Gran Bretaña, que atacó en lo que se conoce como la batalla del Somme, la más letal de la Gran Guerra. El 1 de Julio de 1916 se lanzaron 15.000 cañones durante 7 días y después la infantería se lanzó en una ofensiva sobre 40 kilómetros de trincheras alemanas, con el resultado de más de 1 millón de bajas, incontables heridos y la sensación de que ambos bandos habían perdido. Creían que tras los bombarderos no encontrarían oposición y encontraron la muerte.

Para entonces Rusia había conseguido vencer a Turquía, aunque perdiendo muchos efectivos y consumiendo la voluntad de sus hombres y atacaron Austria con la ayuda de Italia que volvió al frente de parte del bando Aliado. Alemania declaró la segunda campaña de guerra submarina sin restricciones, donde se enviaron cruceros de combate a patrullar las costas noruegas y tentar a los acorazados británicos a salir de su base sin el grueso de la flota. Pero Inglaterra lo intuyó y sacó el grueso de su flota, enfrentándose en la impresionante batalla de Jutlandia, donde los británicos demostraron su superioridad. Los bombarderos causaron hundimientos en ambas flotas causando miles de bajas hasta que los alemanes se retiraron. Aunque ambos líderes aseguraron haber vendido.

Alemania se replegó formando otra línea de defensa muy poderosa. La nueva estrategia consistía en permitir acceder a sus tierras al enemigo, para después atacarles con tropas relámpago que aniquilarían las ofensivas. De esta forma consumió la voluntad francesa, que sólo veían derrotas sobre derrotas y optaron por defenderse exclusivamente. Sólo Gran Bretaña podía atacar y lo hicieron en 1917. Utilizaron por primera vez las minas. Con esta nueva arma avanzaron por Ypres. En septiembre ambos bandos estaban agotados, pero Inglaterra añadió una nueva arma: el tanque. Cientos de tanques atacaron por sorpresa y obtuvieron una brillante victoria en Cambrai. Los soldados enemigos quedaron aterrados y se retiraron o se rindieron. Aun así estaban muy lejos del triunfo final. Alemania contratacó en el este venciendo al Reino de Italia y dejando a Rusia en una situación muy complicada, que junto con el desprestigio del Zar, desencadenó en una revolución sin precedentes. El nuevo líder, Lenin, pidió la paz a Alemania cediendo incontables territorios al Kaiser.

Alemania produjo muchos más submarinos que hundieron indiscriminadamente más de 500 barcos. Estados Unidos amenazó con entrar en guerra si Alemania continuaba con su guerra total, pero no hicieron caso y se ganaron un nuevo enemigo. Y las batallas se siguieron produciendo entre las naciones europeas. El 21 de Marzo de 1918 Alemania atacó en un frente de más de 20 kilómetros. La ofensiva Ludendorff. 6.500 cañones y 500 morteros dispararon a discreción. El mayor bombardero de la historia. Luego las tropas de asalto atacaron como perros de presa, que avanzaron 35 kilómetros sobre las trincheras que habían paralizado la guerra durante 3 años. Si conseguían conquistar París, Francia quedaría dividia de Gran Bretaña y estarían a un paso la victoria definitiva. Llegaron al río Marne donde sufrieron una dura derrota. Francia les esperaba con sus fuerzas replegadas en ese punto. Entonces 1 millón de solados americanos reforzaron a los Aliados, que contraatacaron. Además Italia se había recuperado y había reforzado su posición. Pero Austria también apoyaba Alemania que con un pequeño ejército ganaron por sorpresa importantes batallas. La infantería avanzó tras los tanques, apoyada por artillería pesada y barreras de ametralladoras, además de aviación soltando bombas con paracaídas. Los Aliados aprendieron y aplicando la estrategia austriaca con su gran potencial, avanzaron y avanzaron, obligando a Alemania a retroceder, abandonando muchas provisiones. La suerte estaba cambiando.

Los Aliados, con mayoría de soldados americanos, atacaron la línea Hindenburg, la mayor posición defensiva alemana. Todos pensaban que era un locura, y miles cayeron, pero consiguieron penetrar la línea. Todos los ejércitos atacaron por turnos, sin descanso, de forma que el enemigo no podía descansar. Alemania estaba derrotada, pero se negó a firmar una paz ofensiva, con tratados asfixiantes. Sin embargo habían perdido su superioridad en tierra, agua y aire. Las últimas semanas perdieron entre 30.000 y 40.000 soldados semanales. Los que luchaban estaban en muy mala forma, sin abastecimiento. Hasta que se vieron obligados a claudicar. Ludendorff fue expulsado y el Kaiser abdicó. El día 11 de Noviembre de 1.918 Alemania firmó el armisticio… asentando las bases para la segunda guerra mundial. Su ejército no había sido derrotado, sino que volvía por su propio pie. El nuevo gobierno aceptó la condiciones adversas pero corrientes políticas contrarias empezaron a cuajar. El nuevo mapa de Europa quedó con el Imperio austro-húngaro y el Imperio otomano desaparecidos, y Alemania quedó muy debilitada. Y nadie quedó conforme bajo el nuevo orden. Las revoluciones fueron constantes preparando al mundo para un nuevo cataclismo, 20 años después.

DESCARGA EL PDF DEL ARTÍCULO

Este artículo pertence al hilo Grandes catástrofes de la historia. También pertenece a la categoría Historia. Accede al índice para ver los demás artículos de Historia.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *