El Real Madrid gana la décima Copa de Europa

0
456
Final Champions

El Atlético estaba a 2 minutos para ser campeón de Europa, pero tal y como ocurrió hace 40 años, se repitió el drama. El Real Madrid gana la décima Copa de Europa y es el rey de Champions. Godín adelantó al Atlético, empató Ramos en el 93′ y los blancos arrasaron en la prórroga.

Alineaciones

  • Real Madrid: Casillas (4), Coentrao (6), Sergio Ramos (10), Varane (7), Carvajal (6), Di María (10), Khedira (6), Modric (8), Cristiano Ronaldo (7), Benzema (6) y Bale (9). Marcelo (9), Isco (7) y Morata (5).
  • Atlético de Madrid: Courtois (8), Juanfran (8), Miranda (9), Godín (10), Felipe Luis (8), Raúl García (7), Gabi (8), Tiago (7), Koke (7), Diego Costa (-) y Villa (9). Adrián (10), Sosa (7) y Alderweireld (6).

El partido

Primera parte

Empezó el partido para el Atlético tal y como empezó el último partido de Liga frente al Barcelona: con la lesión de Diego Costa. El hispano-brasileño, lesionado, fue sustituido por Adrián. El cambio le vino bien a los de Simeone porque el canterano jugaba en corto y eso potenció el juego de su equipo. El partido estuvo dividido. Mucha intensidad y pocas ocasiones. El Atlético presionaba lanzándose al suelo, mientras el Madrid jugaba con una marcha menos. Aun así las mejores ocasiones fueron para Cristiano de falta y Bale, en un remate demasiado cruzado. Sin embargo el primer gol lo anotó Godín, a la salida de un córner. Iker Casillas falló en la salida, se comió el cabezazo de vaselina y cuando quiso reaccionar el balón ya había traspasado la línea de gol. Entonces el Madrid estaba grogui, y Adrián casi anota el segundo, también de córner. Así llegamos al descanso.

Segunda parte

La segunda mitad empezó con el Atlético más enchufado. Raúl García disparó a la grada. Replicó el Madrid con un disparo de falta de Cristiano, que golpeó en la barrera y Courtois reacciona bien a córner. El saque de esquina fue a la cabeza del propio Cristiano, que remató fuera. El balón fue al área contraria, donde Adrián se encontró un balón muerto que fue desviado a córner. Entonces Ancelotti fue a por el partido, cambiando a Coentrao y Khedira por Marcelo e Isco. Sergio Ramos se convirtió en un improvisado extremo derecho, que centró con mucho peligro, pero ni Cristiano ni Benzema consiguieron rematar a puerta. Simeone sustituyó a Raúl García por Sosa. Isco también lo intentó. Bale también probó con más peligro, montó en la moto y definió con un cañonazo desde la frontal. Salió cerca del palo corto. El siguiente en intentarlo fue Cristiano, pero no conectó bien. De nuevo apareció Bale, en una carrera descomunal, pero el disparo fue pésimo. Entró Morata por Benzema. Centro al área, grandísimo control de Isco, pero Godín estuvo rápido al corte. Segunda lesión del Atlético, en esta ocasión Felipe Luis. Lo sustituyó Alderweireld. El Atlético se defendía con todo, incluso Juanfran se arriesgó a cometer juego peligroso dentro del área. Parecía que la copa era para el Atlético, pero en un córner Sergio Ramos remató de cabeza y el balón entró pegadito al palo, fuera del alcance de Courtois. El fútbol es cruel con el Atlético, que se vio condenado a revivir lo que ocurrió hace 40 años.

La décima

La prórroga

La prórroga también empezó mal para el Atlético, porque se lesionó Juanfran y Simeone ya había hecho los tres cambios. Los primeros 15 minutos acabaron sin novedad. Los rojiblancos llegaron sin gasolina, ya que lo habían dado todo por mantener la renta del primer gol, mientras el Madrid, al haber jugado con una marcha menos, llegó más fresco a los minutos finales. Ya avisó con un disparo mordido de Modric. Di María, el mejor del partido, se fue por la izquierda, su remate lo desvió Courtois, pero el rechace fue a la cabeza de Bale que remató a la escuadra. ¡Gol para el Madrid! Entonces los de Simeone reaccionaron tímidamente. Casillas volvió a salir a por uvas y Tiago remató alto a puerta vacía. Y la contra del Madrid mató. Marcelo llegó a la frontal como pedro por su casa y remató raso. Courtois trató de atajar el disparo con las manos, pero no hizo suficiente presión y el desvío fue a acabar en la red. Fallo estrepitoso del gigante para-lo-todo. Y entonces llegó el escalabro para los colchoneros. Las fuerzas fallaban en la defensa rojiblanca y el lesionado Juanfran cometió un penalti tonto. Cristiano no falló y lo celebró a lo Hulk, ganándose una amarilla. Un resultado demasiado amplio para lo mostrado por el Atlético, que en ocasiones hizo exhibiciones de buen fútbol. Y el partido acabó con polémica. Expulsión del Cholo, tras una tángana no se sabe muy bien por qué. Y final del partido. ¡El Real Madrid gana la décima Copa de Europa!

A destacar la actuación de Simeone, porque a pesar de ser expulsado, en los momentos delicados para el Atlético, volvió a dirigir a la afición colchonera en Portugal. ¡Magnífico!

Este artículo pertenece a la categoría Deporte. Accede al índice para ver los demás artículos de deporte.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *