El Bayern de Munich humilla al Barcelona en el Camp Nou

0
323

El F. C. Barcelona se presentó en el Camp Nou con una renta de 4 goles en contra y sin Messi que estaba lesionado. Ni la afición, ni los jugadores creían en la remontada, pero el partido había que disputarlo y lo lucharon con todas sus fuerzas en la primera parte, pero en la segunda se desinflaron y recibieron un baño.

La gran noticia fue la recaída de Messi en su lesión, cuando ya parecía recuperado. Tampoco estuvieron Jordi Alba ni Sergio Busquets que fueron sustituidos por Adriano y Song. En el centro de la defensa se mantuvo a Piqué con Bartra. Arriba jugaba Villa, Pedro y Cesc Fábrecas.

El Barcelona salió con un 4-3-3: Víctor Valdes, Adriano, Piqué, Bartra, Daniel Alves, Iniesta, Song, Xavi, Pedro, Villa y Cesc Fábregas. Por contra el Bayern de Munich salió con un 4-2-3-1: Neuer, Alaba, Boateng, Buyten, Lahn, Schweinsteiger, Javi Martínez, Ribery, Müller, Robben y Mandzukic.

En la primera parte el Barcelona mantenía la posesión del balón, pero las líneas de jugadores que tenían que superar parecían infinitas porque Robben, Ribery y Mandzukic bajaron como si fueran laterales largos. Todo el Bayern defendía, pero no olvidaron el ataque porque cuando robaban salían como leones hambrientos. Piqué subía el balón jugado para crear superioridad en el centro del campo. Adriano jugaba prácticamente de extremo. El Barcelona dispuso de algunas oportunidades. La más clara la de Xavi Hernández. Pero se llegó al descanso con la sensación de que sería muy difícil marcar un gol y prácticamente imposible marcar cuatro. Además se sufría y un único gol obligaría a los de Villanova a marcar 6 para pasar a la final.

Al comienzo de la segunda parte llegó el primer gol del encuentro, para el Bayern de Munich. Fabuloso pase de Alaba que deja solo a Robben en su banda derecha, que recorta a Adriano y dispara con su pierna izquierda al segundo palo, clavándola. La típica jugada del extremo cambiado de banda y disparando a puerta. Con este solitario gol Tito Villanova se rindió y sacó a Xavi e Iniesta para que descansaran. Lo mismo hizo Heynkes, que sustituyó a Schweinsteiger que estaba apercibido, por Luiz Gustavo. Pero Javi Martínez y Lahn también lo estaban. Y el Bayern seguía atacando y atacando. La afición alemana hacía la ola en cada pase y gritaban al unisono “canta y no llores”. Enonces llegó el autogol de Piqué, en un intento de despejar otra peligrosísima contra. Ribery en otra centró y Müller saltó más que nadie para cabecear a las redes. 0-3 aun quedaban 15 minutos. Heynkes, para no arriesgar, sustituyó a Javi Martínez y Lahn por Tymoshchuk y Rafinha. No pudo hacer nada el Barcelona en el Camp Nou frente al Bayern de Munich. Parecía un equipo de niños, jugones eso sí, pero frente a otro de adultos. Así se llegó al final del encuentro. El global de la eliminatoria fue 7-0, demostrando que el Barcelona en ningún momento tuvo opciones de clasificarse.

Sin Messi este equipo no tiene mordiente y, además, Tito se ha empeñado en jugar siempre con los mismos titulares toda la temporada, dejándolos asfixiados para los momentos decisivos. Este gran problema lo solucionarán con el fichaje de Neymar, pero sólo será un parche y los defectos seguirán presentes.

Este artículo pertenece a la categoría Fútbol. Accede al índice para ver los demás artículos de fútbol.

Ángelus
Español, escritor y autor del blog "El enigma de los dioses". También creó en blogger el blog que dió vida a este proyecto: "Eterno y Cambiante" y es el editor más activo de la web. [Ver Biografía]

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *