El Barcelona gana la Supercopa de Europa 2015

0
410
Barcelona Sevilla

El 11 de Agosto se ha disputado la Supercopa de Europa en el Borís Paichadze. El Barcelona ganaba 4-1 al principio de la segunda parte, pero el Sevilla llegó a empatar antes del tiempo reglamentario, forzando la prórroga. Pedro, cogiendo un rechace de Beto a disparo de Messi, marcó el 5-4 definitivo.

La previa

Por parte del Barcelona la notica era la lesión de Neymar. Luis Enrique apostó por Rafinha para sustituirlo. En cambio Emery tuvo que poner un equipo de circunstancias debido a algunas lesiones que llevaba el Sevilla a este comienzo de temporada. El campeón de Champions y el campeón de la Europa League, ambos españoles, se ven las caras en la Supercopa de Europa que se disputa en el Borís Paichadze, el estadio del Dinamo Tiflis.

Alineaciones

  • Barcelona: Ter Stegen (7), Dani Alves (7), Piqué (7), Mascherano (6), Mathieu (7), Busquets (7), Iniesta, Rafinha (5), Rakitic (6), Messi (10) y Luis Suárez (9). Sergi Roberto, Bartra (6) y Pedro (6).
  • Sevilla: Beto (7), Coke (7), Rami (7), Krychowiak (8), Trémoulinas, Krohn-Dehli (7), Banega (9), Reyes (6), Iborra (4), Vitolo (6) y Gameiro (7). Immobile (7), Konoplyanka (8) y Ferreira (6).

El partido

Primera parte

La primera parte empezó con un gol de falta, por parte de Banega, que adelantó al Sevilla. El Barcelona lejos de hundirse, fue a por el partido y consiguió dar la vuelta al marcador en tan solo 10 minutos. Fueron dos goles de Messi, de falta directa, emulando a Banega. A partir de entonces el Barcelona tenía la posesión del balón, pero sin profundidad, porque esperaban a que el Sevilla saliera de su campo para encontrar espacios. El partido estaba muerto, a pesar del gran ritmo con el que empezó, hasta el final de la primera parte cuando el Sevilla se volcó en busca del empate. Pero entonces una contra letal del Barcelona dejó solo a Luis Suárez que falló el mano a mano con Beto, pero siguió la jugada y regaló el gol a Rafinha. Y así llegamos al descanso.

Segunda parte

El Sevilla salió a por el partido, pero cometió errores atrás y Luis Suárez marcó el cuarto tras una gran recuperación de Busquets. Aun con 4-1 en el marcador el Sevilla seguía apretando arriba y tuvo recompensa pronto, con el gol de Reyes. El Barcelona respondió con autoridad y tuvo varias ocasiones más, incluida un balón al palo. Pero el Sevilla sabía en que zonas del campo presionar y trató de llevar el partido vivo hasta los últimos minutos, a pesar de que el Barcelona hacía todo lo posible por matar el ritmo. Incluso llegaron a forzar un penalti en una jugada de mucho peligro. Gameiro no lo falló. 4-3 a falta de 20 minutos para el descuento. El partido era ya de ida y vuelta. El partido estaba tan peligroso que Luis Enrique hizo un cambio defensivo para conservar el resultado: Rafinha por Bartra. Y ya había entrado Sergi Roberto por Iniesta. En cambio Emery metió a sus fichajes para forzar la prórroga. Y finalmente llegó el empate entre Immobile y Konoplyanka, los jugadores de refresco. Messi estuvo a punto de desequilibrar el encuentro con otra falta que salió rozando la cruceta. Y así llegó la prórroga.

Prologa

En los últimos minutos el Barcelona, sin Iniesta ni Rafinha, no conseguía desbordar en ataque y Luis Enrique se vio obligado a meter a Pedro. Este jugador es pretendido por el Manchester United, y al jugar este partido, no podría jugar la Champions con otro equipo. El juego estuvo con más posesión sobre el Barcelona, pero ambos equipos no quisieron arriesgar y a penas hubieron ocasiones de gol. La segunda parte empezó con algo más de verticalidad, pero sin superar los muros defensivos. En esos momentos la Supercopa de Europa para los dos equipos. En una falta Messi la lanzó a la barrera, cogió el rechace el propio Messi que disparó con mucho peligro, Beto rechazó como pudo y Pedro recogió el rechace del portero para marcar el 5-4. El Sevilla se volcó en ataque hasta el final. Tuvo un par de ocasiones buenísimas para volver a empatar. Koke penó rozando el palo, a pase magistral de Banega de falta. El Barcelona trató de perder tiempo, desatando los nervios del Sevilla. Los de Emery aun disfrutaron de algunas ocasiones más, muriendo en el área rival, y hasta a punto de marcar varias veces más. El Barcelona estaba desbordado y le salvó perder tiempo, junto al pitido final. Impresionante.

Conclusiones

El Barcelona ha demostrado ser un equipo vertical, con mucha movilidad y con un Messi que vuelve a merecer el Balón de Oro. En cambio el Sevilla ha demostrado carácter, porque a pesar de que se le puso el partido 4-1 en contra, no se rindió y consiguió forzar la prórroga. Ambos equipos empiezan la temporada en excelente estado de forma y sin duda estarán arriba. Chapó por los dos equipos. Especialmente sale reforzado el Sevilla, que ha remontado un 4-1 al Barcelona y, sin levantar la copa, puede decir que tiene equipo competitivo para luchar por todas las competiciones.

Este artículo pertenece a la categoría Fútbol. Accede al índice para ver los demás artículos de Fútbol.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *