Saltar al contenido

Francia gana su segundo Mundial

Francia gana su segundo Mundial

Ha sido en 2018 cuando los astros se han alineado por segunda vez para Francia. No estaba Zidane, ni Henry, ni Vieira, ni Makelele; pero sí Griezmann, Mbappe y Pogba entre otros. Una segunda generación para hacer historia: Francia gana su segundo Mundial.

Francia era la máxima favorita

Cada vez que veíamos el mundial sabíamos qué selección estaba más fuerte. Había los que seguían creyendo en España, Brasil, Argentina… Incluso los había quien creía que podía ser el primer mundial de Inglaterra. Pero sólo había que ver los partidos. El fútbol no engaña a nadie. Pero no el fútbol de los 1000 pases horizontales, ni en el que la estrella se esconde, ni el desastre defensivo. El fútbol de verdad: una pared desde el medio del campo y dos jugadores que corren. Eso es lo que tenía Francia, que ha alzado el título sin la calidad que tenía Zidane en sus botas. Pero es que esta selección supera defensivamente a la que también hizo historia. Messi no podía hacer nada. Cuando levantaba veía a Kanté, a Pogba, a Maluda, a Untiti. Así es muy difícil encadenar cuatro pases seguidos y un sólo regate. Este era el año de Deschamps, quién se ha coronado por segunda vez: como jugador y como entrenador.

Francia gana su segundo Mundial

Croacia lo intentó

También hay que reconocer que Francia ha tenido al suerte de los campeones. No sólo ha estado muy fuerte defensivamente y a la contra eran bestias, además marcaron cada vez que llegaron. En el partido de la final, 4-2, tuvieron que remontar un 0-1 en contra. Vaya si lo consiguieron. Tuvieron una respuesta formidable, a la primera que pisaban el área rival. Además recibieron un regalo defensivo de Croacia. Y en frente tenían a un muy digno enemigo, que con la calidad de Rakitic, y sobretodo Modric, remaron y remaron hasta que se quedaron sin opciones. Ellos disfrutaron de las mejores ocasiones de gol. Pero como siempre ocurre en el fútbol: sólo los grandes son los que aprovechan las oportunidades. Y Francia fue un grande. Pero los astros ya estaban alineados: Francia gana su segundo Mundial. Ni siquiera sufrió en ningún partido. Es un justo ganador.

 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+