Saltar al contenido

España pierde con Italia en waterpolo

Waterpolo España - Italia

España pierde con Italia en waterpolo. La vigente campeona deja a la selección fuera de la lucha por las medallas en el mundial de Barcelona por un ajustado 3-4, en un partido en que el arbitraje no estuvo a la altura y donde el equipo español de nuevo fue de más a menos, sin marcar un solo gol en la segunda parte.

Primer cuarto

En los primeros 8 minutos se produjeron más de la mitad de los goles del partido, que fue perdiendo calidad, en parte, por la nefasta actuación de los colegiados Georgios Stavrdis (GRE) y Adrian Alexandrescu (RUM), que embarullaban cada vez más el encuentro señalando repetidas faltas en ataque inexistentes en ambos lados de la pista, así como dejando sin sancionar exclusiones clarísimas.

El marcador lo inauguraba Italia, gracias a un gol de Giorgetti. Felipe Perrone hacía el empate en la primera superioridad numérica del equipo español. Figari volvía a adelantar a Italia, pero Albert Español transformaba un penalti cometido sobre Xavi Vallès para poner el empate a 2 con el que terminaría el primer cuarto. En el lanzaiento de este penalti los colegiados ya hacían ver que no estaban a la altura al no excluir al portero italiano pese a adelantarse a la línea de gol en varias ocasiones, saltándose la normativa.

Segundo cuarto

En el segundo cuarto Pietro Figlioli marcaba el 2-3. España no conseguía marcar y los árbitros, no decretaron exclusión en una agresión a Munárriz, que tuvo que abandonar la piscina sangrando. No contentos con esto, el griego y el rumano sacaron tarjeta a Rafa Aguilar por protestar la acción. De nuevo los colegiados perdían el control del partido y ante la permisividad de éstos se sucedieron una serie de forcejeos ilegales entre Giorgetti y Marc Minguell, prácticamente en cada jugada. En medio de tanto barullo Guillermo Molina hacía el 3-3 con el que se llegaría al descanso.

Tercer cuarto

En la reanudación, y en toda la segunda parte del partido, los árbitros fueron los protagonistas, embarullando el partido con un error tras otro, generando tensión en ambos equipos y el descontento general y dificultando así el desarrollo del mismo. En medio de tan bochornoso espectáculo arbitral, los colegiados decretaron un penalti a favor de Italia que transformaba Pietro Figlioli en el 3-4; resutado con el que acabaría el cuarto, ya que no decretaron posteriormente un penalti clarísimo a favor de España sobre Xavi Vallès, y que a la postre sería definitivo.

españa-italia waterpolo

Último cuarto

En los 8 minutos finales los colegiados coronaron su nefasta actuación con la señalización de numerosas faltas en ataque inexistentes de manera consecutiva, convirtiendo el encuentro en un correcalles en el que los jugadores de ambos equipos desfilaban de un lado a otro de la piscina, sin llegar a elaborar sus ataques, como si de una pasarela de modelos se tratara. Durante este periodo de locura ningún equipo pudo elaborar jugada alguna. A 4 segundos del final, Felipe Perrone recibió el balón en la boya, pero los colegiados redondearon su indignante actuación al no pitar la falta del defensor, impidiendo así el lanzamiento de Perrone y la posible prórroga.

Los más destacados del partido fueron el griego Georgios Stavrdis y el rumano Adrian Alexandrescu por su vergonzoso arbitraje.

Italia se enfrentará en semifinales a Montenegro, que ganó a Serbia 9-8. España se enfrentará a Serbia en la lucha del 5º al 8º puesto.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+