Poesía

Poesía sopolada

Al empezar a escribir, cuando no se había dislumbrado ninguna obra, tenía un repertorio de poesías, la mayoría en prosa poética, que poco a poco fui convirtiéndolas en libros.
Poesías como Recuérdame, Magia y nada… y Magia quema. Ésta última es una poesía en verso dedicada a La pesadilla del diablo. A la primera selección le puse el nombre de Versos de una ilusión.
Continúe escribiendo poesía, al tiempo que escribía las novelas. A la segunda selección de poesías le puse el nombre de Magia y alma. Aquí se incluyen poesías como Será, será o Otra vez el silencio.
Aun escribí más poesías, como Detrás de la piel o Si el amor me hace vibrar, en un tercer libro de poesía llamado Recuerdos que se van (y sentimientos que no mueren).
Finalmente, decidí unir los dos primeros libros en uno solo, Secretos del alma, seleccionando las mejores poesías y añandiéndole algunas nuevas.
Si te ha gustado... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma * Se ha agotado el límite de tiempo. Recarga el CAPTCHA por favor.