252 Jonhy

0
200
Cuando entiendo que me ha descubierto, corro, intentando que no me vea el rostro. Me escondo detrás de unos barriles. Preparo mi láser y espero a tener al objetivo a tiro.
Pronuncia unas palabras en su idioma desconocido. En unos segundos la cubierta del baco se llena de serpientes venenosas.
-¡Es sólo una ilusión! -me intento convencer.
-¡Sal si no quieres morir!
Una serpiente me rodea la pierna y acaricia su gélida lengua sobre la piel. Me produce escalofríos, pero si salgo me descubrirá.
-¿Dónde estás?
Su voz aspera suena cerca. Al verlo disparo inmediatamente. El rayo impacta en su estómago y lo atraviesa, haciendo desaparecer la ilusión.
Respiro profundamente, pero el peligro no ha terminado: me encuentro en mitad del océano.
Trato de dirigir el timón recto, pero las fuertes olas desajustan el rumbo. Me encuentro a la deriva, sin posibilidad de enderezar el rumbo.

Continúa leyendo 253 Sigan o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la trilogía El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *