24 Simón

0
224

Quedo aterrado ante la visión de ese ser frente a mí. Sus dos metros metros de altura, su fétido olor a muerte, su horroroso rostro cubierto por un líquido transparente producido por sus ansias de carne… Su piel gris llena de poderosos músculos, sus garras en manos y pies, sus rugidos atronadores… Mi piel se estremece, dejándome petrificado.

-¡Vamos! -me grita Lumi.
-¡Aquí está Danny! -grito yo con desesperación mientras agarro su cuerpo inerte por las piernas y estiro de él, arrastrándolo por el suelo, intentando alejarlo del ogro.
-¡Déjalo, no podemos salvarlo!
La situación es desesperante. A pesar de mis esfuerzos, con el cuerpo a cuestas, no consigo avanzar demasiado. El temible ogro se encuentra tan cerca que prepara su brazo para alcanzarme con un fuerte tortazo. Suelto a Danny y consigo esquivarlo, pero dejo a mi amigo a merced de sus garras.
-¡Vámonos! -me gritan Lumi y Ariel– ¡Si nos quedamos acabaremos todos muertos!
El ogro alarga su brazo hacia Danny, que sigue inconsciente. Lo levanta en el aire con una fuerza increíble y cuando va a darle un bocado, Jack, en un desesperado intento, se lanza contra él gritando:
-¡Nooooooo!
Chocan, con un estridente sonido y caen al suelo. Por unos segundos no se mueven. Corro para dar auxilio a mis amigos. Jack se incorpora enseguida.

-¡No dejaremos a Danny aquí!
El ogro también se incorpora. En un rápido movimiento golpea a Jack que cae hacia atrás. Se yergue en una mueca de furia y dirige su fulminante mirada hacia mí. Sus sienes se contraen en una horrible imagen.
Retrocedo unos pasos víctima del terror. Tanto miedo recorre mi cuerpo, que caminando de espaldas despavorido hasta chocarme contra la pared, quedándome acorralado frente a ese ser.
Lumi primero y después Ariel, intentan ayudarme atacando al ogro por la espalda, pero éste se revuelve con sendos tortazos, desplazándolos unos metros hacia atrás y desplomándolos. Jack todavía no se ha levantado y Danny continúa inconsciente. De esta manera me quedo solo frente a esta bestia, hambrienta de nuestra carne.

Continúa leyendo 25 Helen o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *