234 Krhisten

0
228
Me presento frente a los miembros de la Liga, completamente abatido.
-No he podido hacer nada para recaudar más apoyos. Muchos señores ven a Simón como el Hijo del dios verdadero. Incluso Jonhy nos ha fallado. En este momento nuestros ejércitos se encuentran de camino a Zulús y somos completamente vulnerables.
-¿Qué podemos hacer nosotros? -pregunta Judith.
-De momento rezar para que no suframos ningún ataque mientras dure la misión.
Todos nos lamentamos, en silencio.
-He oído que aquí se celebran reuniones clandestinas.
La puerta se abre y aparece la figura inconfundible de Sigan.
Las reuniones de la Liga se realizan en Elfas, el lugar más seguro de los Reinos del Sur. Judith y Sarah son partidarias completamente a mi política. Sin embargo, los rumores se han filtrado por el mundo.
-No… -intento disimular pero titubeo- sólo tratamos de evaluar los recursos…
-No te justifiques -me responde-, somos buenos amigos.
Finalmente nos fundimos en un abrazo.
-Debemos mantenernos en secreto porque no contamos con apoyos suficientes para suponer una alternativa política competente.
-¿Y qué os parecería si me uniera a vuestra Liga? Seguro que conmigo podréis conseguir los apoyos necesarios para vuestros intereses políticos.
-¿Hablas enserio?
-Por supuesto. Goor, Joel y Alex cuentan con el máximo apoyo de Simón. Me huele a que estaba todo planeado.
Una acusación de esta magnitud supondría un desafío al actual gobierno.

Continúa leyendo 235 Simón o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *