195 Sir

0
218
Recibo una comunicación de Ozak. Se trata de Goor.
-La insurrección no se llevará a cabo. Hemos perdido apoyos…
-¿Cómo? -pregunto alarmado.
-Sí. Joel no ha confirmado su fidelidad hacia nosotros… y Fox tiene miedo. ¡Estamos perdidos! Mañana seré juzgado ante Darío.
-¡Espera! -sugiro pidiéndole calma- Dame unos minutos.
Cierro la comunicación y la abro con Maguiltor. La distorsionada imagen no confirma la presencia de mi aliado, pero cuando escucho su voz no hay duda de que es él.
-¿Qué ocurre? -me pregunta.
-Hemos planeado una insurrección para desplegar nuestros ejércitos, como pedistes, pero ha fracasado. Joel se ha negado…
-Sí, lo sé. Joel ha obedecido mis instrucciones.
La sorpresa me envuelve.
-¿Cómo? No lo comprendo.
-No deseo aliarme con un mundo dividido.
Sus palabras me hielan la sangre.
-¿Ya no desea nuestro apoyo?
-Sí, aun lo deseo, pero no mediante una insurrección. Tengo planes precisos para provocar un golpe de estado. Cuando el rey sea derrocado, su sucesor unirá a los hombres a nuestra causa.
Entiendo perfectamente sus intenciones, pero debería haber sido informado con anterioridad, porque al destapar nuestras intenciones Goor y yo hemos perdido poder.
-No te preocupes -concluye-, la reunión de hoy será rápidamente olvidada.
Y la comunicación finaliza. Enseguida voy a contactar de nuevo con Goor, para contarle las novedades.

Continúa leyendo 196 Kerwin o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *