191 Jonhy

0
197
La atención se centra en Joel.
-Creo que no deberíamos desobedecer a Darío
-¿Cómo? -la sorpresa de Goor es grande.
Joel es el portavoz del rey, lo normal es que lo apoye. ¿De qué se sorprende Goor?
-Esperar -interrumpo-. ¿Cómo sabéis si lo que dice Sifrid es cierto?
Esta vez es Krhisten quien responde, resignado:
-El ser encapuchado fue capturado por la Vieja Guardia. Su cuerpo resultó ser el de un gull
Mi piel se estremece. ¿Un gull consiguió infiltrarse en nuestro mundo?
-¿Qué hicisteis con el cuerpo?
-Lo mandamos a Tropolis para investigarlo.
-¿Qué conclusiones sacasteis?
Mi interrogatorio hace efecto. Los Importantes se preguntan si sus motivos para entrar en guerra, desobedeciendo las órdenes del rey, son justificados.
-A esa pregunta deberá responderte Dawn.
Inmediatamente se establece comunicación con Tropolis. Dawn se encuentra al otro lado, esperando su momento.
-¿Qué resultados habéis obtenido del gull? -le pregunta Krhisten.
-Hemos realizado la autopsia -su voz carece de alegría-, aunque hemos encontrado toxinas del virus por todo su cuerpo, no hemos descubierto el mecanismo por el cual las fabrica.
-¿Eso que significa?
-Su organismo es complejo y no nos aporta gran ayuda para desarrollar la vacuna.
El rostro del científico muestra sombrías ojeras.
-Muy bien. -concluye la conversación y cierra la comunicación.
Goor pide el turno de palabra, erguido de poder:
-Si no hay vacuna y se sabe que el infiltrado es un gull, confirmando las palabras de Sifrid, no hay motivo para retrasar la guerra.

Continúa leyendo 192 Kerwin o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *