185 Sir

0
210
La decisión del rey es irrevocable. No nos permitirá entrar en guerra. Pero no podemos permitir perder el favor de Maguiltor. El rumor que crece, a la sombra. Nadie habla, nadie se atreve a romper el silencio, a decir lo que todos callan.
Abro la comunicación con Ozak.
-¿Sí, señor? -habla Goor, desde su habitación privada, al otro lado.
-Creo que es el momento idóneo para la insurrección. Si conseguimos el apoyo del Consejo, estaremos bien respaldados y Darío sólo podrá aceptar nuestra voluntad.
-He descubierto qué ciudades apoyarán la medida.
-¿Y bien? -le pregunto impaciente.
Aisi, Insul, Omit, Tatensul, Melaniti y por supuesto las nuestras. El resto apoya entrar en guerra, pero no mediante la insurrección.
-Ha llegado la hora de romper el silencio ante el Consejo.

Continúa leyendo 186 Kerwin o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *