167 Dick

0
194
Una vez de regreso en Clituck, tras haber completado un excelente trabajo en Frangul, recibo una comunicación desde Ozak. Se trata de Krhisten trabajando para el Consejo.
-Hemos decido que peinéis los suburbios y hagáis un informe detallado sobre su situación. Queremos saber qué supervivientes hay y dónde se esconden. Centrar la atención en las minas, pero sin descuidar el resto de pasajes.
-Claro, señor. Inmediatamente.
Estoy a punto de finalizar la conexión, cuando llama mi atención:
-Por cierto Dick, sé que no he dicho nada hasta ahora, pero si los rumores que he oído son ciertos, el ser encapuchado que cruzó la frontera de Rasel se pasea por nuestro territorio. Es de vital importancia que lo atrapéis y traigáis el cuerpo, vivo o muerto.
Las dificultades crecen. Mientras perseguíamos a Kerwin, no había rastro de ese ser. Era como si se lo hubiera tragado la tierra. ¿Por qué ahora habría de ser diferente? Los misiles de las torres de defensa lo alcanzaron… debería estar muerto. ¿Por qué se piensa que cruzó la frontera y se pasea por nuestro territorio? No tiene lógica, a no ser que… sea un fantasma. Pero si fuera así no podría ser atrapado.
-No lo entiendo, señor. ¿Qué haría paseándose por nuestro territorio? ¿Cómo pudo infiltrarse?
-No lo sé, mi información es limitada. Pero pronto obtendremos más respuestas. Tú haz tu trabajo. -y concluye la comunicación.
Enseguida bajo para avisar a los soldados de que tenemos una nueva misión.

Continúa leyendo 168 Sifrid o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *