117 Jonhy

0
265
El duro entrenamiento cada día se vuelve más complejo. En el simulador de combate, Sir me prepara sesiones especiales, para desarrollar los sentidos individualmente. Algunas veces debo concentrarme al máximo para contestar ataques sólo con la percepción de los oídos, envuelto en una oscuridad cerrada o una claridad cristalina. Otras veces, ni siquiera cuento con ese sentido y simplemente con los reflejos tengo que esquivar los golpes. La información se procesa dentro de mi celebro como si se tratara de libros y fórmulas matemáticas. En realidad es eso, porque cada nueva experiencia son nuevos datos que al comprenderlos y trabajarlos acaban siendo parte de un todo, que cada día se nutre más y más. Mi cuerpo ha desarrollado poderos músculos y ha cobrado una agilidad increíble. Me siento afortunado de estar aquí y tener la oportunidad, cuando llegue el momento, de contribuir en el gobierno.
Por otro lado, echo de menos a mis compañeros de Priedni. Siento que me ha tocado madurar de golpe y mi infancia ha sido arrancada de mi vida, pero no me causa nostalgia alguna. El camino que me ha tocado tomar es mucho más importante que echar unas risas o jugar. Los recuerdos vuelven a mí con felicidad, después de tanto tiempo podré volver a verlos. La fiesta de fin de curso está al caer y allí me reencontraré con Quinn, Ryan, Kart y los demás. Tengo especial interés en ver a Quinn y contarle parte de lo vivido durante este tiempo de ausencia. Digo parte porque una de las cosas que me ha pasado ha sido la de convertirme en espía secreto, lo cual debo guardármelo para mí y combinarlo con el aprendizaje avanzado que espero que ensalce a los objetivos expuestos. Todo cuanto he aprendido, ha sido pensado para poder aportar mi valiosa ayuda a El Gran Consejo de los Importantes y me veo inmerso en un dilema moral. Por un lado debo ayudar a Pode, aportándole información cuando me exijan misiones, y por otro debo unirme a los miembros de un poderoso grupo para intentar arreglar la fuerte crisis que atravesamos. En un principio podría abarcar las dos responsabilidades, pero sé que ambas partes se oponen y tarde o temprano tendré que decidir cuál apoyar abiertamente. Cualquier decisión que tome me causará trastornos de conciencia.
Muchas noches establezco comunicación con Nick, quien me mantiene al tanto de los movimientos. Parece ser que cualquier medida se establecerá después de la fiesta de fin de curso, cuando se reorganice el Consejo. Sir todavía es miembro, pero el rey lo excluirá el día de la fiesta. Yo soy uno de los máximos candidatos para el importante cargo, pero parece ser que no soy el único. El holocausto sufrido ha encendido todas las alarmas y los señores más poderosos tomarán toda responsabilidad. El próximo año será crucial para encauzar el curso de los acontecimientos y el gobierno no escatimará esfuerzos.

Continúa leyendo 118 kerwin o visita el índice de Los Reinos del Sur, la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *