104 Krhisten

0
173

El brote del virus se ha convertido en una plaga. Los suburbios se ven condenados a la destrucción, y con con ellos, nuestra mano de obra para obtener recursos. Las minas han paralizado su producción, lo que implica la pérdida de una considerable suma de materiales imprescindibles para desarrollar nuestra infraestructura. Carim ha menguado su aporte energético a un 35%, limitando sus generadores exclusivamente a la energía hídrica. Todavía no acusamos las consecuencias del impacto, pero pueden ser terribles. Tratamos de administrar al máximo los recursos, pero con sabotajes como el que acabamos de recibir sobre el cargamento dirigido a Priedni, pronto acusaremos la escasez.
Las cámaras del vehículo derribado no deja lugar a dudas: se trata del grupo de niños que huyó con Kerwin, el mismo que persigue la Vieja Guardia. Mi preocupación es absoluta al comprobar que saben lo que hacen, porque se llevan todos los maletines de las medicinas que pueden cargar. ¡Planearon el sabotaje para sobrevivir!
Tropolis ha sido informado y ya prepara otro cargamento. La Vieja Guardia también ha sido alertada y pronto llegará a la zona. Continúo observando la imagen tumbada de la cámara, expectante ante la captura del grupo de rebeldes y, sobretodo, la del chico que los dirige.
El tiempo transcurre sin novedades. Finalmente se enciende el piloto rojo de comunicación.
-¿Sí?
-Aquí no hay nadie -me comunica Dick-. ¿Seguro que este desastre ha pasado hace unos minutos?
-¡Seguro! -mi furia se desata al entender que han vuelto a perderles el rastro- ¡No seáis incompetentes! ¡Encontradlos!
Cada día que pasa los problemas se multiplican. Necesitamos reorganizar El Gran Consejo de los Importantes. Darío no toma medias al respecto y las dificultades aumentan. Por algún motivo, el Hijo del dios de la noche se ha visto desbordado con el nuevo curso de los acontecimientos, quedándose perdido en un mundo que no es como esperaba. Tenemos que retomar el control y revertir la situación para poder prosperar. Pronto llegará la fiesta de fin de curso y ese parece un buen momento para reunirse.

Continúa leyendo 105 Evangelio de Simón o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *