Cirugía láser: Guía rápida

La cirugía láser es el tratamiento ocular que se utiliza de forma más habitual para tratar la miopía, o visión corta, la hiperopía o hipermetropía y el astigmatismo. Por ejemplo podría operarse de miopía con láser y volver a una visión perfecta.

¿Qué es la cirugía láser?

El tratamiento láser es un tipo de cirugía que utiliza un láser para cortar el tejido ocular, al igual que hacen otros tipos de cirugía. En la mayoría de los casos, el procedimiento láser recrea la córnea para permitir que la luz que entra en el ojo se enfoque adecuadamente en la retina para una visión más clara.

La cirugía láser es esencialmente indolora y sólo toma alrededor de 15 minutos para ambos ojos. Los resultados son una mejor visión sin gafas o lentes de contacto. El paciente comienza a ver mejor inmediatamente después del procedimiento y la visión suele seguir mejorando y estabilizándose en unos pocos días.

Otros tratamientos oculares

Si no es un buen candidato para el láser, existen otras cirugías de corrección de la visión disponibles, incluso otros métodos también con láser. Existe la cirugía ocular con láser PRK y otros tipos similares.

Cirugía láser

¿Necesitas un examen de la vista?

Busca un oculista cerca de tu ciudad y ten una cita para determinar qué cirugía de corrección de la visión es la adecuada para tu tipo de ojo y de piel. Puede que te sorprendas con todos los tratamientos posibles y las enormes progresiones que puedes alcanzar en la visión. No lo dudes, porque con la tecnología tan avanzada que hemos alcanzado, todos estas mejoras en su salud repercutirán muy favorablemente en tu día a día.

¿Cómo se realiza la cirugía láser?

En primer lugar, el cirujano especialista en láser creará un colgajo superficial muy fino en la córnea con una pequeña herramienta quirúrgica. El colgajo es un tejido de piel que se utiliza para reparar la zona dañada. Luego el cirujano dobla hacia atrás el colgajo para acceder a la córnea subyacente y remueve algo de tejido corneal usando la tecnología láser.

Los láseres crean un rayo de luz ultravioleta fría para eliminar cantidades microscópicas de tejido de la córnea para remodelarla de manera que la luz que entra al ojo se enfoque con mayor precisión en la retina para mejorar la visión. En el caso de las personas miopes, el objetivo es aplanar la córnea; en el caso de las personas hipermétropes, se desea una córnea más inclinada. Los láseres oculares también pueden corregir el astigmatismo al alisar una córnea irregular para darle una forma más normal.

Después del tratamiento láser remodele la córnea, el colgajo se vuelve a colocar en su lugar, cubriendo el área donde el tejido corneal fue removido. El colgajo se sella a la córnea subyacente durante el período de cicatrización después de la cirugía. La cirugía láser ocular sólo requiere gotas anestésicas tópicas y no se requieren vendas ni puntos de sutura.

Deja un comentario

Realiza la siguiente suma *