Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro

0
1323
Braindead

Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro es una película de Nueva Zelanda, dirigida por Peter Jackson y protagonizada por Timothy Balme. Un joven vive con su madre insoportable y empieza a salir con una chica. La madre, vigilándolos, será mordida por un extraño mono…

Créditos

  • Título original: Braindead
  • Año: 1992
  • Duración: 104 minutos
  • País: Nueva Zelanda
  • Director: Peter Jackson
  • Reparto: Stephen Sinclair, Timothy Balme, Frances Walsh, Diana Peñalver, Elizabeth Moody, Ian Watkin, Stuart Devenie, Brenda Kendall, Peter Jackson
  • Género: Terror, comedia, zombies, gore
  • Puntuación: 6.7 puntos

Argumento

Un cazador captura a un mono salvaje (y maldito) de las montañas para exponerlo en el zoológico. Lionel (Timothy Balme) es un joven que vive con su insoportable madre y conoce a una chica llamada Paquita (Diana Peñalver). Sin embargo su madre no acepta la relación y los espiará cuando tengan una cita. Una de las veces irán al zoo donde un extraño mono morderá a la madre y la convertirá, poco a poco, en un zombie… Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro.

Mi opinión

Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro es una película que tiene algunas escenas desagradables, pero en su contexto general es una comedia de terror, donde los zombies son más bien graciosos antes de terroríficos, aunque con mucha sangre. Ante todo es una aberración sangrienta, irrepetible. Porque ante todo es una obra maestra porque apartando la sangre tenemos una comedia, una coreografía de mal gusto y no un terror sublime. Está al límite de lo permitido, pero entre tantas vísceras y sangre reirás a carcajadas… por infinidad de detalles.

Tu madre se ha comido a mi perro

La crítica

La película de Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro tiene el mismo director que El señor de los anillos: Peter Jackson. Este entrañable director antes se dedicaba al gore, y que gore, uno de los mejores del cine. En Braindead tenemos una obra con muy bajo presupuesto, pero rodada con mucha imaginación. Para verla hay que tener estómago, eso está claro, pero si la aguantas entonces disfrutarás riéndote de las divertidas situaciones que nos ofrece. Además, aconsejamos no comer nada mientras ves la película. No puedes ni pestañear ni un segundo, porque cada momento no tiene precio. 2000 litros de sangre artificial se derramaron durante la grabación. En resumen Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro es una obra imprescindible para todo amante del gore y siempre deja una extraña sensación al espectador: una mezcla de asco, risa, fascinación…

Este artículo pertenece a la categoría Películas. Accede al índice para ver los demás artículos de Películas.

Reseña
Puntuación
6.7
Ángelus
Soy un escritor y webmaster, en constante aprendizaje. Siempre estoy escribiendo, creando cosas y en constante evolución. ¡Sígueme! correo electrónico

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Resuelve la siguiente suma *