Introducción al enigma II

Es la media noche ya. He estado caminando hacia la Montaña Sagrada durante cinco horas. A penas me quedan un par de minutos más, pero no estoy seguro de poder llegar. Mis piernas notan...