Saltar al contenido

269 Sifrid

Neargash y Sayasin han realizado su trabajo satisfactoriamente. Los ejércitos de los hombres han quedado encerrados en el mundo de los gull’s, donde descubrirán que la especie degenerada está completamente destruida, y nuestra alianza, una farsa. 
-Geltmugrer: ha llegado tu hora.
El cometido de los Shilfo es atacar Rasel desde las Tierras Negras, para atraer cualquier defensa que pueda quedar en el mundo de los hombres, y así, poder conquistar el Reino de Frangul sin oposición alguna.
La poderosa hermandad se prepara para partir inmediatamente.
-No fallaremos. -me asegura.
Por otro lado, Serapius también se prepara. Los Xelth embarcarán en Nabuk, para alcanzar la costa de la península y abordar las cindo ciudades por sorpresa. Dominaremos el reino más importante de los hombres, y pronto continuaremos conquistando.
Las profecías cuentan la historia de nuestra conquista, pero acto seguido debemos regresar a Maguiltor para defender los asentamientos. Para que eso no ocurra, me he cubierto bien las espaldas, porque los ejércitos de Sir, Goor y Dick han sido burlados, y nuestra defensa no ha sido descuidada. La mayoría de hermandades permanecerán en la ciudadela, incluso el Imperio se quedará para rechazar cualquier ataque. Una vez compruebe que nadie desea atacar, o que el ataque ha sido rechazado, viajaremos hacia el Reino de Frangul para reforzar a los Xelth y continuar con el plan.
-Preparaos. -ordeno a Ser refiriéndome a su hermandad.

Continúa leyendo 270 Sir o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la saga El enigma de los dioses.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve la siguiente suma * Se ha agotado el límite de tiempo. Recarga el CAPTCHA por favor.