Saltar al contenido

245 Kerwin

Tras unas intensas risas, mando guardar silencio.
-Debéis ofrecernos algo más interesante.
-¿Qué os parece si olvidamos vuestros actos de vandalismo?
Trato de ver los beneficios.
-¿Qué implicaría? -reconsidero.
-Os trataríamos de igual a igual. De momento no contamos con autoridad oficial, pero pronto seremos la alternativa política, y como no cambie la manera de proceder del rey, esperamos ser el próximo gobierno competente.
Con esta revelación mis hombres asienten, convencidos de la negociación.
-Está bien -cedo al fin-, pero yo dictaré las normas del intercambio. Queremos un cargamento de medicinas una vez a la semana -le señalo el lugar deseado-. Una vez tengamos el medicamento justo, cargaremos el carbón. Cualquier anomalía -sonrío-, adiós al vehículo y al negocio.
Alarga la mano, aceptando el trato. Se la estrecho sin reservas.
-Entregarle un caballo sano -ordeno observando a su caballo herido- y atender a este.
Cuando el conde se marcha, proclamo el resto de día como festivo. Durante la fiesta, declaro los beneficios del intercambio. Parece ser la suerte nos sonríe por una vez.

Continúa leyendo 246 Jonhy o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la trilogía El enigma de los dioses.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve la siguiente suma * Se ha agotado el límite de tiempo. Recarga el CAPTCHA por favor.