Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda

244 Jonhy

La tensión recorre cada rostro encapuchado. Tienen miedo, pánico de ser descubiertos hablando de esos asuntos.

Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas
-Os lo explicaré pero mantenerlo en secreto -pronuncia uno, bajando considerablemente la voz-. Sifrid es el Lord de la hermandad de los Imperati, la más poderosa con diferencia. Cuentan que sus miembros, antes de morir, poseen otros cuerpos para alargar sus existencias. Tan poderosos se son, que su Lord se hace llamar emperador y a su hermandad, Imperio. No es mala comparativa, porque se expanden por los cuatro puntos cardinales, como ese virus al que tanto teméis…
Entonces, desde el cielo nocturno, aparecen bestias voladoras. Comienzan a rodearnos, al tiempo que descienden.
-No debéis hablar del emperador a sus espaldas -pronuncian con tono casi incomprensible. 
Lanzan a un par de nosotros hacia el fuego y dañan a otros. Parecen saqueadores.
-Son los místicos de la hermandad de los Shilfo. -me susurran al oído con calma.
Cogen casi a la fuerza un par de elementales del asentamiento y desaparecen con ellos.
-¡Alabado sea Tais!
Los lanzados a la hoguera se reponen, apagando las llamas a tortazos.
-¿Cómo? -pregunto confundido- ¿Lo vais a celebrar?
Celebración o no, entonan unos cánticos religiosos e incomprensibles, mientras crean más fuegos alrededor.
-El ciclo de la vida se ha consumado. ¡Ahora recibiremos grandes beneficios!

Continúa leyendo 245 Kerwin o visita el índice de Los reinos del sur, la primera novela de la trilogía El enigma de los dioses.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve la siguiente suma * Se ha agotado el límite de tiempo. Recarga el CAPTCHA por favor.